viernes, 20 de agosto de 2010

Apopoudobalia

Los profesores de Madrid con los que estuve en julio me hablaron de esta entrada en Der neue Pauly (la enciclopedia del mundo antiguo más actualizada):

La traduzco:
Apopudobalia (ἀποπουδοβαλία). Antiguo deporte, quizá una forma primitiva del actual fútbol. Por desgracia, no conocemos más detalles. Ya en el fragmento 3 de los Gimnastica de Aquiles Táctico [hay un Aquiles Tacio y un Eneas Táctico] hay testimonios de andres apopudobalontes [varones futboleantes] a inicios del siglo IV a. C. En el periodo helenístico tardío parece que el deporte llegó hasta Roma: en todo caso en De viris illustribus [buena coña, ese título existe, pero con futbolistas famosos no], obra mal atribuida a Cicerón, se da nombres de prominentes apopudobalontes. En el siglo I/II d. C. fue llevada la apopudobalia por las legiones romanas a Britannia (desde donde se expandió de nuevo en el siglo XIX). A pesar de su altísima popularidad, este deporte fue criticado ya en la literatura paleocristiana (cf. especialmente Tertuliano, De spectaculis, 31 s.); desde el siglo IV ya no hay testimonios [el tío juega con la coñita de lo que repiten muchos 'paganizantes': que con la expansión del cristianismo todo lo bueno se fue al garete].
Bibliografía: A. Pila [=Pelota] en id. (ed.), Homenaje a M. Sammer [Matthias Sammer, jugador alemán], 1994, p. 322-348 (básico) / B. Pedes [=pies], en Revista de Antigüedad y Deporte 4 (1995), p. 1-19
El autor del artículo de coña es ahora catedrático de Historia Antigua en Tubinga.
Y en la página de donde saco la imagen, también lo que dijo un tío que no pilló la coña. Y un eruditísimo artículo de Marzullo aquí.
Y muchísimo mejor la entrada de la wikipedia sobre la apopudobalia.
Y si queréis la enciclopedia, por 3400 euros lo tenéis aquí. La edición inglesa (pero sin esta entrada), sólo por 5000 euros, aquí.

6 comentarios:

  1. Esta broma erudita -rara muestra de humor universitario alemán-, se sitúa en la estela del 'Fragmentum Petronii' que publicó el erudito y buenhumorado abate Marchena (favorito de Menéndez Pelayo, a pesar de sus heterodoxias varias), allá por los años de la Revolución Francesa.

    ResponderEliminar
  2. Tiene su gracia, aunque extraña que algo tan llamativo se les escapara a los editores.

    Me pregunto si al tal Mischa la broma le habrá restado puntos al currículo o, por el contrario, habrá contribuido también a su Habilitación (Chema)

    ResponderEliminar
  3. Una parte de la broma que se te ha pasado explicar. Pila es 'pelota' o 'balón' en latín. (Chema)

    ResponderEliminar
  4. Madre mía; y luego los frikis seremos los mirapájaros... :-)

    ResponderEliminar
  5. Chema, ya he añadido la 'pila'. La explicación de Mischa Meier es que se le ocurrió y consiguió colarlo. Y ya se ve que no afectó a su carrera: están los que pueden hacer bromas y los que no, ya se sabe.

    ResponderEliminar