viernes, 23 de julio de 2010

Sentimentalismo criminal

Hace dos días leí en el periódico que reparten en el metro que a un hombre le han puesto seis meses de condicional y una multa de unos 2000 euros por haber causado 'innecesario sufrimiento' a una ardilla gris -que se comía la comida de sus pajaritos- al ahogarla, en vez de haber acudido a un eutanasiador (cobran 30 libras por eso, eutanasiar sin dolor).
Ardillas grises hay millones; de hecho, se cargaron a las rojas, que eran las que había antes, y son consideradas como plaga casi, pero el problema para la gentuza que le denunció fue el 'dolor' que el tío le pudo causar a la ardilla al ahogarla.

Más en el Telegraph. Y en el Daily Mirror la foto del criminal con sus instrumentos de tortura:

Y en el Independent recogen lo que dijo una de las brujas:
Today, Royal Society for the Protection of Animals inspector Laura Bryant said: "Drowning an animal is a horrible death and magistrates agreed that it causes unnecessary suffering. Therefore, if you kill a squirrel by drowning you are committing a criminal offence.
"This case has a serious message for anyone who has purchased a trap and then set it in their garden as a way of dealing with squirrels.
"People need to be aware that drowning animals causes suffering. It is a slow, terrifying death and it is against the law to cause this suffering to animals.
Y hoy, otra vez: una madre y su hijo fueron pillados in fraganti cuando la madre estaba ahogando el hamster de su hijo, porque pensaba que tenía tiña.Y mirad cómo les trataron:

The pair pleaded guilty to causing unnecessary suffering to an animal at an earlier hearing at Newcastle magistrates court.
Yesterday they were sentenced to a 12-month community order with 60 hours of unpaid work each. They were also ordered to pay £50 each towards investigation costs and were banned from keeping animals for five years. Judith Curry, prosecuting, said: ‘The hamster was exhumed and found to have died from drowning. But it also had severe bruising underneath. It is very likely that the animal had been struggling to get air.’

Y yo no me alegro de que los animales sufran, pero cuando todo se disloca, las cosas llegan al delirio y caemos en el sentimentalismo criminal zapateriano. En Inglaterra por ejemplo, donde el aborto es legal hasta las 24 semanas, porque el feto no sufre (dicen unos) nació hace poco un niño de 23 semanas.

9 comentarios:

  1. "...caemos en el sentimentalismo criminal zapateriano. En Inglaterra, por ejemplo...". Diablos, este Zapatero gobierna ahora también en Inglaterra. ¡Socorro, estamos rodeados!

    ResponderEliminar
  2. Espero que no seas Marinero / Ventano, aunque siempre viene bien tener un bufón para poder explicarse mejor o explicar las cosas a los obtusos. 'Zapateriano' aquí es un adjetivo, y 'zapaterianos' hay en Inglaterra, claro. No tenemos la exclusiva en la piel de toro (aunque sí que tenemos al más criminal).

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, Ángel. Tremendo lo de los animales -que se le proteja tanto-, y que a una "cría de humano" se la abandone a su suerte. Impresionante el reportaje, desagradable como pocos, pero necesario, de Intereconomía, mostrando en toda su crudeza cómo se practica un aborto: para los que dicen que no se causa daño al feto. Y también para los "anónimos" que alegan que la carnicería se admite en los "países más avanzados", etc. etc. y demás sandeces.

    ResponderEliminar
  4. Le felicito por sus entradas sobre el aborto. Resulta aterradora la creciente indiferencia social ante este genocidio silencioso "de consenso". Y ciertamente no veo argumentos científicos a favor, sino puramente sentimentales, léase 'egoístas'.
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué horror! Es como el poema de d'Ors en sus Lecciones de Historia, mucho Yosemite Valley, pero en cada útero un Dachau, un Katyn, un Paracuellos.

    Y tú mientras ejercitando virtudes y dejando al anónimo decir memeces. ¡Censura dice el tío!

    ResponderEliminar
  6. Sí, Dal, es un horror, pero peor todavía por esa conciencia de superioridad moral de esa gente que se preocupa por el sufrimiento de un hamster.
    Y no te preocupes, que ya he borrado al anónimo de siempre.

    ResponderEliminar
  7. Ah, Dal, que no te enteras, tío. Tu Angelito se adelanta y te evita cuestionamientos que te serían dolorosos. En cada útero una Santa Inquisición. Y también una posibilidad menos de pederastia.

    pd. Corre Angelito, que los niños no lo vean.

    ResponderEliminar
  8. En UK son así. Viví en esa isla durante 3 años. Regresé hace uno.
    Sobre esta peculiar e hipócrita forma de ver la vida dejé algún post en mi blog, que espero le ayuden a comprender más rápido donde está:
    .
    http://elbaluartedeoccidente.blogspot.com/2009/02/los-tristes-ninos-ingleses-traves-de-un.html
    .
    http://elbaluartedeoccidente.blogspot.com/2009/02/la-hipocresia-dios-y-los-ingleses.html
    .
    http://elbaluartedeoccidente.blogspot.com/2009/03/el-concepto-britanico-de-la-caridad.html
    .
    Un saludo.
    Abu

    ResponderEliminar
  9. Dos ejercicios de comprensión:
    1. Para los que tienen animales de compañía: ¡Pobriños!¡Están solos!
    2. Para los anónimos: Hay que amarlos mucho; no se soportan a sí mismos y ni siquiera tienen la soledad de los primeros.

    ResponderEliminar