miércoles, 22 de febrero de 2017

¿Y las flores, qué?

Es una época dulce de mi vida, me di cuenta al caer en la cuenta de que ni me daba cuenta de las camelias que han explotado por todas partes. Como hace bueno, los ciruelos de la Escuela de Magisterio están echando ya flores.
Cuando estaba, hace ahora diez años, tan asustado y de médicos, todas las flores me gritaban.
Pero hoy nada. Yo, sin pizca de melancolías.
Hace un momento, de camino aquí, me paré a hacerles un poco más de caso a los pobres narcisos, tan vueltos en sí mismos:







2 comentarios:

  1. Por ahí lo tenéis algo más adelantado que aquí

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué suerte, en Ávila faltan unas 4 semanas para que florezcan.

    ResponderEliminar

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...