viernes, 20 de enero de 2017

Viena 43 (Asombrado con los relieves y platería romanos)

Esto es uno de los relieves Grimani. Y a ver cómo digo esto sin que se me note todavía más el pelo de la dehesa de mi ignorancia oceánica: yo no sabía que los romanos tuvieran esa finura de detalles en la escultura. Puedo escudarme en las cosas toscas que he visto en tantos Museos o en los estragos del tiempo, que se habrán tragado tantas cosas hermosas, pero yo no sabía que hicieran cosas así. Son relieves de una fuente de Preneste (Palestrina) del primer siglo de nuestra era:











Y mirad esta leona con sus crías (y mejor en la foto del KHM):


Mucho mejor y ampliable hasta lo inaudito, en Google Arts & Culture. También en el KHM. Y allí me encuentro con esta oveja con su cordero, que no recuerdo haber visto allí.

---

Y para redondear con otra cosa que me dejó sin habla, este centauro, de un ritón (un cuerno para beber). Es de  plata, con la misma técnica (quiero pensar) que el salero de Cellini, pero unos cuantos siglos antes:






Estaba dudando si poner un enlace a la foto del Museo, que justo en este caso no le hace justicia, pero juzgad vosotros.

1 comentario:

  1. Por lo visto la vida romana era mucho más rica de lo contado en nueatras escuelas.En la Net hay fotos de las ruinas de una villa en la presente provincia de Toledo que le deja a uno boquiabierto.

    ResponderEliminar

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...