miércoles, 23 de noviembre de 2016

La luz de Valencia 2

En Valencia tenía unas horas libres, porque el día siguiente iba a ser todo de Congreso. Podría haber ido al IVAM, como la última vez (¡hace 25 años!: qué ingenuo era entonces). Podría haber visitado los edificios megablancos de Calatrava (#no) o, yo qué sé. el mar (pero ya lo había visto desde el avión), así que me fui a la querencia: Catedral y Museo de Bellas Artes.
El aeropuerto de Valencia es agobiante. El metro está bien. Fui andando desde la parada de Colón: pasé ante la portada del palacio del Marqués de dos Aguas. Me pareció abominable: en foto, en cambio, queda bien. Ahora me entran dudas; también me hubiera gustado visitar el museo, pero la cerámica está por detrás de la pintura: se siente.

Bueno, ya estoy en la Catedral: agarraos que voy a poner fotos con comentarios semiignorantes con pretensiones.

Creía que la recordaba pero no, nada. No es muy catedralicia: es chaparrita y el ladrillo no ayuda, aparte de que la recubrieron de neoclásico feúcho por todo el interior. Dos cosas destacan: el retablo central y el cimborrio.

El cimborrio es gótico. Como se caían casi todos, es un milagro que este siga allí. Y llena de luz la Catedral [foto de wikimedia]:


Y esta foto mía:


El retablo son las puertas de uno de plata que acabó fundido para pagar a los ingleses una de esas guerras del XIX donde alternativamente nos robaban ellos o los franceses (¡tal era nuestra postración!). Pero qué puertas:


Hay fotos en la web de la Catedral. Yo pongo las de fuera:





(Hasta yo me di cuenta de la influencia de Leonardo: la Virgen de las Rocas, por ejemplo)






Dicen que son de Fernando Yáñez de la Almedina (pintor de Ciudad Real, qué bien) y Fernando Llanos. Yo no me meto. Sólo digo que se le(s) podría reprochar un cierto amontone de las figuras, pero bueno: de lo mejor del Renacimiento español, aunque hay otros pintores mejores.

Y en la wikipedia tenéis esta foto de los impresionantes ángeles renacentistas (de lo primerito que hubo por aquí) de Paolo de san Leocadio. Las descubrieron hace no mucho, tapadas como estaban por una estructura barroca, que se mantiene en los nervios (detrás de mí, la restauradora original se lo estaba enseñando a unos amigos y yo puse la oreja - para aprender):



[La foto, de aquí: tienen un montón de fotos buenas]

Al lado de una puerta del crucero, la tumba de Ausias March:

En otra capilla cercana, la de Gregorio Mayans.

Me di de morros en otra capilla con seis tablas de Joan de Burgunya (no confundir con Juan de Borgoña: qué lío):



Fue una suerte ir al Prado a la zona de Renacimiento unos días antes. Valoré mejor este retablo maravilloso de Vicente Macip (y me acordé de mi madre y de mi hermana: ahí tenéis, junto  a san Dionisio, a santa Margarita mártir -no la de Escocia, que se celebraba justo ese día, ni santa Margarita María de Alacoque, la pertinente para el santo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada