jueves, 3 de noviembre de 2016

Araucarias

Estos días me fijé más en las araucarias de cola de macaco, que son como abetos pero pasados por las vanguardias (no me hagáis caso, que son la pera de antiguos, de no se cuántos millones de años). Salían ramas del centro y se bifurcaban en tres, todas con sus pinchitos alrededor:










Había dos árboles, uno con piñas en forma esférica y otro con piñas alargadas.

2 comentarios:

  1. Bueno, me fijé en que en Toro había, al menos, dos obras procedentes del Museo Sacro de tu pueblo. Y en que Castilla es muy grande. Y en que se come muy bien.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Las araucarias son árboles fascinantes: de pequeño ésas que enseñas, la Araucaria araucana, creía que eran esqueletos de árboles de Navidad, y otra que también hay en muchos pazos y jardines, la A. heterophylla, de hojas mucho más pequeñas, me parecía que estaban hechas de rabos de lagartija... Los dos tipos de "piña" corresponden a pies masculinos las alargadas y femeninos, las redondas. Los piñones son muy grandes, y se comen tostados.

    ResponderEliminar