viernes, 23 de septiembre de 2016

Tres cosas no tan disparejas

Ya he puesto más veces intervenciones de Matthew Milliner, brillante historiador del arte y brillante en todo. En esta charla de 20 minutos es profundo, es comediante, es original y para hablar de poner a Cristo en el núcleo de su Universidad, Wheaton, un college evangélico:



---

Este poema de Brian Doyle.

---

Y hoy, en Misa, el texto de Eclesiastés 3.1-11. Como estuve leyendo cosas sobre Biblias romanceadas, acabé aquí y mirad qué chulo este manuscrito, donde se lee bien la letanía del «tiempo hay de...» (abreviatura tpo -con un punto encima- ay -punto encima- de nascer / de morir / de plantar / de arrancar lo plantado, etc.):

2 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla, el poema de los búhos! Queda mucho más fino hablar de "cabello de ángel", pero yo he visto la cola del ratón desaparecer como un espagueti en la boca de un niño...

    ResponderEliminar

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...