martes, 20 de septiembre de 2016

Pero todavía antes de hablar de Viena, Bruselas 8 (Cerámica griega)

De todo lo que vi del Museo del Cincuentenario (o Museos Reales de Arte e Historia), la colección de cerámica griega era la peor expuesta, pero la disfruté mucho, a pesar de todo.

Por ejemplo este fragmento de cerámica geométrica, con una fila de soldados arriba y en la banda de abajo una batalla naval (debajo los remeros, arriba en la cubierta, muertos):


Este Dioniso pequeño de terracota, para colgar con dos clavos, era de una grandísima finura:


Este hay que ponerlo porque recuerda la partida de dados de Aquiles y Ayante:


Hombre, había cosas bien contextualizadas, por ejemplo sobre el sistema de gestionar la bebida. La especie de cazo es con lo que se saca el vino de la cratera y se lleva a la copa que está colgada al lado:


Y aquí lo tenéis en un documento contemporáneo:


Y en este también:


Los lécitos son para ungüentos y habitualmente aparecen en tumbas. Aquí hay dos mujeres, una tocando la flauta doble:


Estas dos copas, finísimas de factura y con interiores impresionantes, las destacaban con razón:






Y no pude menos que hacerle una foto a esta pelea de un pigmeo y una grulla:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada