viernes, 3 de junio de 2016

Las obras de misericordia contadas por Berceo

Lo cuenta del pobre Teófilo, excelente persona hasta que se dejó llevar por la envidia:
Vistié a los desnudos, apaçié los famnientos,
Acogié los romeos que vinien fridolientos,
Daba a los errados buenos castigamientos
Que se penetenciasen de todos fallimentos (708).

Famnientos= hambrientos / Romeos= romeros, peregrinos (todavía se usaba más ese otro término) / castigamientos = consejos / penetenciasen = arrepientesen / fallimentos = faltas.

3 comentarios:

  1. Lo de "Daba a los errados buenos castigamientos / Que se penetenciasen de todos fallimentos" me ha hecho mucha gracia: más que a dar al que yerra el consejo más adecuado suena a una buenasomanta de palos...

    ResponderEliminar
  2. Venía a lo de Antón. ¿"Castigamientos" no será castigos? Sería una bonita obra de misericordia, y, por otro lado, que "consejos" fuese "castigamientos" no sé si es peor.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, quizá me haya pasado de suavidad: Teófilo castigaba (pero de buen rollo, eh).

    ResponderEliminar

Arte en pastillitas

Hay un género de interés creciente, al menos para mí: los vídeos breves de comentario de arte. 1. En El Prado hacen unos vídeos muy chulos...