sábado, 8 de diciembre de 2012

Murió el CR


Ayer llevé al moridero al CR-5431-V.
Lo he sentido, aunque solo fuese una cosa (bien que semoviente a su modo).
Algunos hasta lo padecisteis: a mí nunca me dejó tirado. Y yo lo dejaba sucio, al aire frío.

Vimos juntos la Mancha (ay, recuerdos al ver estas fotos).

Pero mirad cómo aceza todavía en las fotos:







Y a rey muerto, rey puesto.

11 comentarios:

  1. Me ha encantado lo de 'aceza'

    ResponderEliminar
  2. Pues el "rey puesto" parece ser un upgrade cualitativo importante.
    Lo vas a cuidar mejor? :P

    ResponderEliminar
  3. He visto las fotos: "desde el coche", parecen. Creo que establecemos una relación cariñosa con objetos con los que nos relacionamos durante muchas horas, como el coche. Supongo que debido a que, muchas veces , sólo ellos son testigos de nuestros pensamientos y andanzas, y, sobre todo por la noche, son hierros, al fin y al cabo, en los que confiamos. Me alegro de que te haya durado tanto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hipótesis de Riemann8 de diciembre de 2012, 16:36

    Me recuerda a las reflexiones que hace José Jiménez Lozano en "Los cuadernos de letra pequeña" sobre los objetos. No es lo mismo un objeto abstracto, geométrico, ahí, tirado en el Universo, que una cosa en cuanto cosa usada por el hombre, acompañándolo, siendo mandible a su utilización.
    Aunque tampoco estoy muy de acuerdo: Creo que, en cuanto "cosa", es el mismo milagro o más aquella roca desconocida acariciada por la tenue atmósfera en la planicie más tranquila de Marte.
    Pero dichas reflexiones valen su peso en oro. Son una delicia.

    ResponderEliminar
  5. Paco, lo de 'aceza' es del texto al que homenajeo en esta entrada: "Murió el León", de Miguel d'Ors, un poema a un perro que todavía echa de menos y que termina así (http://www.abelmartin.com/aper/ors/1982.html):

    Pero nos ha quedado
    la palabra: miradlo cómo aceza,
    cómo mueve la cola en estos versos.

    El CR también está todo chulo ahí, en esas fotos.

    Y sí, Milko, es un upgrade, aunque -misterios de la economía- me sale más barato que el viejo. Lo cuidaré mejor (al menos por ahora).

    José Luis, yo también me alegro de que me haya durado tanto y, Riemann, todo lo que existe es un milagro, pero lo que tenemos cerca nos parece más.

    ResponderEliminar
  6. Todavia recuerdo cuando me lo dejaste y le di un pequeño golpe en Ourense. Dales las gracias de mi parte

    ResponderEliminar
  7. Pero, ¿qué es llevar al moridero?
    ¿De veras lo desarman o algo así?
    ¿No lo vendés a otra persona?

    ResponderEliminar
  8. No me acordaba de ese golpe, el pobre CR.
    Y no sé qué será de él: supongo que irá al desguace.

    ResponderEliminar
  9. Has estado torpe, lo tenías que haber llevado al casting de cuéntame.

    ResponderEliminar
  10. Vaya, qué recuerdos: un león dormido con ojos de tigre (como el anuncio de Golf). Grande, muy grande.

    ResponderEliminar

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...