jueves, 11 de marzo de 2010

San Xiao de Moraime

Cerca de Muxía está san Xiao (=Julián) de Moraime, que fue antiguo monasterio benedictino. Y bien grande que es para ser románico, con tres naves muy airosas, tanto que costaba creer que se hubieran mantenido en pie casi mil años.
Había un montón de coches: entierro, pensé. Y me alegré, porque así podíamos ver la iglesia abierta. Resultó ser cabodano, pero así y todo estaba la iglesia de bote en bote -y muchos hombres fuera.
Y en la portada, las imágenes estaban muy gastadas, pero nos gustó reconocer a san Miguel y la serpiente (si es que son ellos: a la derecha san Miguel con la lanza y la serpiente enroscada; a la izquierda hay otro personaje de barbas que pisa sobre un ¿enano?):
Y en las arquivoltas había figuras como sujetas por un cilindro, igualitas que las del arco izquierdo del Pórtico de la Gloria que dicen que son los que están en el purgatorio, pero chi lo sá?


Y luego, en la otra portada lateral, una Última Cena encantadora:


El escultor ha puesto a los apóstoles que le caben: siete (la cabeza más pequeña supongo que es san Juan). Y mirad los pies todos juntos y cómo todos señalan con la mano en el pecho a Cristo.

Y en un capitel lateral, dos centauros con flechas. Aquí está uno:

Y hay excelentes fotos en esta página y en esta otra y en esta otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario