viernes, 11 de septiembre de 2009

Género epistolar

Querido Enrique:
Espero que no te importe que te escriba directamente desde el blog: como ya pongo en él hasta las multas, los pergeños de cartas al director en inglés y fotos mías (quién me lo iba a decir; -pero eso no tiene nada que ver con la intimidad, como demostró Trapiello hace tiempo), también puedo mandar cartas ahora así (al menos las que sirvan para general provecho).
Ayer vi en la Biblioteca de la Facultad tu Antología de Pedro Sevilla y la cogí para leer tu prólogo -ya te he dicho que me gustan mucho todos los que haces. Y por la noche lo empecé a leer y me descolocó un poco el artificio -¿existirá Manoli, la animadora cultural? y por cierto que es bien gracioso ese oficio: ¡animadora cultural! ¡chirlider de la cultura!-, pero el hecho es que me sirvió para ponerme en la actitud correcta, de complicidad, de cercanía: me preparó -en realidad no, pero sí- para leer los poemas de Pedro Sevilla.
Y qué emoción. Hacía tiempo que no me conmovía tanto con la poesía de alguien (no descarto que tenga algo que ver la tiroxina); no sé si esto sí que es entrar en la intimidad, pero el hecho es que me emocioné: me han impresionado mucho sus poemas. No sabría cómo explicarlo: tengo que volver a leerlos despacio.

Abrazo fuerte

Ángel
[Sobre Pedro Sevilla, poemas en este enlace y en este también. Pero mejor el libro, que se titula Todo es para siempre, que son 9 euros y la selección es muy buena.
Y ya hablaron de él Enrique Baltanás, Antonio Rivero Taravillo, Javier Sánchez Menéndez y Jesús Cotta: que no estoy descubriendo nada, sólo describiendo mi asombro].

6 comentarios:

  1. Dejé preparada ayer esta carta, pero luego me supo mal -mala educación, ataque de la intimidad-, así que se la mandé a Enrique, al que le pareció bien que la publicara.
    Queda una carta artificiosa -y no tiene por qué ser mala la palabra 'artificioso'- y una realidad verdadera: lo muchísimo que me gustó el libro.

    ResponderEliminar
  2. Toda escritura es artificiosa, lo importante es que sea necesaria. Me han encantado los poemas de Pedro Sevilla, gracias por enlazarlos.

    (Concha)

    ResponderEliminar
  3. Te van a gustar mucho esos poemas, Concha, estoy seguro.
    Y el único color de los poemas de Pedro Sevilla, o el único del que soy consciente, es el azul, como esos sitios donde vas tú de vacaciones.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me han gustado muchísimo los poemas que he leído a través de tus enlaces, un verdadero descubrimiento. Y además he visto que la antología puede comprarse directamente en la editorial en su página web. ¿Sólo por estas cosas no es maravilloso internet?

    ResponderEliminar
  5. Hay que dar gracias a Dios en cada clic, tocayo.

    ResponderEliminar

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...