lunes, 17 de agosto de 2009

Teo y Edel se casan

Con Edel, una irlandesa de nombre élfico (y no sé si será como en Innisfree, pero por ahí le andará), el hecho es que se casan hoy en Irlanda.
Más o menos coincidimos Teo y yo en la Facultad en Valladolid; a él ya le tiraba el norte y por eso estudió alemán y yo me quedé con el sur latino y griego; y por eso ha estado tiempo en Alemania y años en Islandia y en Noruega y tiempo y eternidad ahora (pongámonos pedantes) en la verde Irlanda. Y gracias a tanto años de estudio ha hecho ya varios libros sobre lengua y literatura islandesa, la más antigua y valiosa de las literaturas nórdicas antiguas.
Y en Madrid, en clases de noruego (que no todo el mundo sabe alemán, noruego e islandés, además del inglés) es donde conoció a Edel: bien élfica la historia, como la de Beren y Luthien: uno de Viana de Cega -castellano viejo- y una irlandesa.
Y para que no todo sea tan frío, ahora estaba viviendo en Ciudad Real: vueltas que da la vida, que ahí estuve yo también hace ya años.
Pero donde le conocí fue en la mili. Y luego cuando charlábamos por Valladolid. Y aquellos paseos con unos niños y sus monitores por el Pinar de la Rubia.
Pero hace años que no coincidimos: el que estoy en el norte (del sur) soy ahora yo.
Y desde este blog, que sirve para un roto y un descosido, quiero mandaros un saludo muy cariñoso y el deseo de que seáis muy felices. Y que podamos celebrarlo, en Ciudad Real, en Santiago o en Irlanda, tanto me da.

1 comentario:

  1. ¡Qué hermoso! Felicidades a Teo y Edel, y a ti por la entrada.

    ResponderEliminar