jueves, 21 de agosto de 2008

La primavera de Bratislava

Se cumplen hoy 40 años de la Primavera de Praga. Estuve viendo en un parque fotos de Bielik de aquel día en Bratislava. Quizá esta sea la más famosa:



Leí en un periódico austriaco un artículo de una periodista checa que lo vivió en directo en Praga sobre que esa fecha no significa mucho para los checos y eslovacos de ahora, porque en realidad aquel socialismo de rostro humano que algunos comunistas quisieron crear, visto desde ahora, no deja de ser una broma ridícula, aunque era mejor que lo que tenían.
Y después de aquel 21 de agosto, debió de ser muy duro pensar que no se iban a librar nunca de los rusos.
Con un matrimonio conocido de aquí estuvimos en el castillo de Devin, donde hubo una guarnición romana (el resto de Eslovaquia era barbaricum) y donde se han encontrado restos de una iglesia cristiana del siglo IV, para los soldados seguramente, y que es el resto cristiano más antiguo del país:



Desde la altura había una vista que te daban ganas de llorar de lo bonita que era: el Danubio abajo y a un lado el río Morava que desemboca allí en él. La vista era casi toda de Austria y a lo lejos, de Bratislava. Pasaban barcos, el cielo estaba azul y los prados estaban muy verdes. Paseamos luego por el borde del río y me contaron que durante el comunismo no se podía ir por allí: soldados armados disparaban a los que querían escapar a nado. Un monumento recordaba a los que murieron.



1 comentario: