lunes, 15 de noviembre de 2021

El Abencerraje

Me leí las tres versiones de mediados del XVI de El Abencerraje, una historia de amor. Lo más llamativo es el contexto caballeresco de frontera y en él, la nobleza de trato entre un joven caballero musulmán, al que se define como alguien "que parecía bien a caballo" (11) y un cristiano caballero modélico.

El Abencerraje era de una familia de Granada caída en desgracia con el rey moro. En una fortaleza alejada crece en compañía de la hija del alcaide, Jarifa, de la que acaba enamorándose. Los separan y justo cuando va a buscarla para darse palabra de matrimonio los dos, se topa con un grupo de cristianos. Acaba siendo derrotado, pero el caballero cristiano le deja ir a donde está ella, al saber a qué iba, con promesa de volver a entregarse después. Es una novelita bizantina llena de finura y nobleza, irreal si la miramos desde nuestro cinismo y nuestra prostración actual. 

Todo gira en torno a una canción preciosa:

Nacido en Granada
de una linda mora,
criado en Cártama,
enamorado en Coín,
frontero de Álora (12).

Hay momentos muy buenos: por ejemplo cuando tienen que llamar al "zurujano": se acaban de casar, han pasado la noche de bodas (con gran delicadeza y una elipsis expresa; "en aquella empresa [de amor] pasaron muy amorosas palabras y obras, las cuales son más para callar que para escritura" 27) y ya de vuelta, entregándose él como prisionero, se descubre que tiene dos heridas sangrantes que le estaban produciendo enormes sufrimientos.

La primera versión de la novelita es la de una Crónica, la segunda es de Antonio de Villegas, llena de laísmos espectaculares y con un añadido no muy logrado y la tercera de la Diana de Montemayor, la más sentimental. Pero tienen cosas interesantes las tres:

"El amor que yo tenía a la hermosa Jarifa, que así se llamaba esa señora que lo es de mi libertad, no sería muy grande si yo supiese decillo" (68).

"Y aunque me mirase con el mismo contento que hasta allí me había mirado, a mí no me lo parecía, porque la desconfianza propria es la cosa más cierta en un corazón enamorado" (69).

2 comentarios:

  1. No he leído la novela. Pero sorprende que se hable aquí de, cito, "una historia de amor en un contexto caballeresco de frontera, entre un joven caballero musulmán, al que se define como alguien "que parecía bien a caballo" (11) y un cristiano caballero modélico", lo que sería un amor homosexual. Pienso que se trata de un error.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias y perdón: ni me di cuenta de que se podía entender eso, pero lo redacté de tal modo que decía eso. Ya, creo, lo he corregido.

      Eliminar