miércoles, 8 de agosto de 2018

Entre Montélios y Moraime 3

Yo le tengo mucha simpatía a Portugal, aunque no puedo menos que asentir a lo que dice Unamuno en Por tierras de Portugal y España: ese barroco soso que les quedó casi como único arte tras el terremoto de Lisboa hace difícil percibir qué habría sido poder conocer el esplendor de los siglos de gloria. Todo se fue al garete en 1755.
Al menos les queda un edificio mozárabe, san Fructuoso de Montelios, que es lo que principalmente íbamos a ver cuando fuimos a Braga.

La iglesita, de planta de cruz griega, se salvó porque construyeron el edificio barroco al lado, pegándolo a la entrada



Así se ve cuando miras a la derecha entrando en la iglesia barroca, esos tres arcos de herradura y la cabecera al fondo, ese punto de luz:

Al lado, tenían en una urna los restos de san Fructuoso. Los devolvió la archidiócesis de Santiago en 1967, tras el pío latrocinio, como se conoce al robo de Gelmírez en 1102 (un artículo reciente aquí).

El centro lo conformaban esos cuatro lados, con columnas y capiteles romanos reutilizados y arcos de herradura:





En los lados, los capiteles se alatgaban formando como frisos:


Por fuera nos resultaron extrañas las formas geométricas excavadas. Hasta se aventuró la posibilidad de una posible chapuza historicista para hacer que se pareciera más a su gran referente más o menos clásico, el Mausoleo de Gala Placidia en Rávena:


Que edificios como este formen parte de eso que se suele englobar como prerrománico es una gran injusticia, porque era un edificio en absoluto "pre-": era, como san Miguel de Celanova, como esos otros que llaman "mozárabes", de un clasicismo excepcioal, si entendemos por eso el logro, mediante la mesura, el rigor y el sentido del arte, de una obra perdurable. Es una suerte que en Portugal tengan ese edificio. y que nosotros pudiéramos visitarlo a nuestro sabor. Que al salir fuera nos acribillase el sol fue un problema en realidad muy menor (el horario de visita es rarísmo, de 14:00 a 16:30).

Como mis fotos son tan malas, tiro de wikimedia para que al menos os hagáis una idea de la planta (las cúpulas en forma de cebolla son hipotéticas, porque no se conservan):


[En este enlace, un montón de fotos, también algunas antiguas de la restauración, interesantísimas.
Y aquí, en este otro, fotos de frisos ventanas y otras cosas que no fotografían los demás]

4 comentarios:

  1. Tras visitar San Miguel contigo le cogí especial cariño a estas "iglesias de juguete", que están (a falta de saber definirlo mejor) "muy bien hechitas".
    No tenía ni idea de eso del "pío latrocinio", qué cosa má curiosa. El enlace que pones no va, por lo demás.

    ResponderEliminar