miércoles, 13 de junio de 2018

En la mente del nacionalista

Yo, de ser capaz de hacer novelas, retrataría un nacionalista. Me parece el reto imposible, el non plus ultra de la dificultad. No me cabe en la cabeza entender cómo funciona su mente: mi empatía con ellos es cero, ay.

Eso lo pensé al ver esa pegatina sobre un metacrilato en un local donde se reúnen los de Alcohólicos Anónimos y también estos pobres Comedores Compulsivos con los que si que tengo grandísima empatía. Que al paranoico de la pegatina le importe más que esté en gallego el cartel que otra cosa, llegando a tapar la información que podría ayudar a alguna persona que pasase por ahí, supera mi capacidad:



Qué tendrán en la cabeza para pensar que con pegatinas pueden cambiar el mundo y que se cumpla por fin el fin de sus delirios:

No hay comentarios:

Publicar un comentario