domingo, 2 de julio de 2017

Sevilla 7 y final (por ahora)

Acabado lo académico del Congreso, volvimos andando por un lado de la Catedral. Paramos en las imágenes de una de la puertas, las terracotas de Mercadante de Bretaña:




Ignacio me enseñó su casa y allí nos acabamos quedando, a la brisa que corría por la azotea. Las velas que la cubrían las fue replegando y se quedaron, casa y azotea, como la del caballero del Verde Gabán, con un «maravilloso silencio» que debía de ser muy irreal, vacía de niños en esas pocas horas. Por suerte dos de sus hijos pasaron por allí, apariciones momentáneas de dos adolescentes admirables, orgullo para sus padres y esperanza para mí de lo mejor de una España mejor que se atisba, a pesar de los pesares.

Y qué cielo azul rodeaba a la Giralda:


Y a la iglesia del Salvador:



Había como amenaza de tormenta con polvo, pero era para darle más efecto dramático a la tarde:


Y así se quedó la Giralda:


Gracias, Ignacio. Qué gran suerte tuve de tenerte de anfitrión.

Podría haber contado más y con más detalle de Sevilla, pero hay que pasar página, porque cuando se publique esto, si Dios quiere estaré camino de Italia, haciendo un recorrido de investigación en torno a Luca Signorelli (por dejarlo en términos vagos). Voy a tener mucho que contar. En unos días vuelvo aquí.

6 comentarios:

  1. Mercadante de Bretaña: https://www.academia.edu/9546071/_2013_De_la_l%C3%ADnea_al_volumen_g%C3%A9nesis_figurativa_y_modelos_grabados_en_la_obra_de_Lorenzo_Mercadante_de_Breta%C3%B1a

    La suerte fue mía, Ángel, qué buenos ratos pasamos.
    Que disfrutes por Italia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa que me desconcierta: Ignacio Trujillo pone un enlace en que da el nombre de Lorenzo MERCADANTE de Bretaña. Y usted corrige, supongo que basándose en él, para anotar que el autor es AMARANTE de Bretaña. ¿Es errata?

      Eliminar
    2. Eso me pasa por ir demasiado deprisa. Ya lo he recorregido

      Eliminar
  2. Suerte tenéis los dos, sin duda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Ángel. Suerte con lo de Italia.

    ResponderEliminar