martes, 27 de diciembre de 2016

Viena 37 (van Dyck)

A mí me cae muy bien van Dyck, por discípulo de Rubens y por haber marcado (casi, se podría decir, creado) la pintura inglesa (o sin casi). Sus cuadros grandes son como más dulces que los de Rubens (a cambio, tienen menos fuerza) y sus retratos son muy profundos (y siempre con tendencia a la melancolía: los de Rubens o son más alegres o son muy tristes: más vivos en suma).

La Virgen con el Niño, santa Rosalía, san Pedro y san Pablo, para la «cofradía de los solteros» de Amberes:




Visión del beato premostratense Hermann Joseph con María


No sé si es la foto (como todas las buenas aquí, de wikimedia), pero me recuerda un poco a los prerrafaelitas, lo que me da rabia, porque no les tengo mucha simpatía.



Destacaban en el Museo este retrato de Filippo Francesco d' Este, niño todavía pero adolescente, en medio de las edades e incómodo de su edad indecisa:


Y mirad qué retratos de personas importantes:

Jan van Montfort




Joven general


Nicholas Lanier



El Marqués Francisco de Moncada


No hay comentarios:

Publicar un comentario