lunes, 27 de junio de 2016

El fin de semana después del Curso de Verano

No fueron sardinas en Combarro, pero sí «empanada de pan de maíz con xoubas» en Combarro.

----

No me cuadró de primeras, pero cada vez le veo más tino a la comparación que hicieron del Pico Sacro con el Monte Fuji.

----

Volví a enseñar la Catedral. Esta vez descubrí algunas de las imágenes románicas reutilizadas en el XVIII para la fachada de la Puerta Santa.




Y al dios Posidón entre las aguas que llevan a Santiago a Santiago en la fachada renacentista del claustro de la Catedral, en Platerías (por no hablar de los calamares que se entrevén):

----

En los ojos asombrados de mis amigos volví a recordar que Santiago es una ciudad preciosa.

2 comentarios:

  1. ¿Sabes que estuve, cuando tenía trece años, una semana en Santiago con casi plena libertad? Me perdía cada día, solo tenía la obligación de llegar a cenar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...