lunes, 2 de mayo de 2016

(Volver a) leer a Shakespeare

Sé que me gustaría leer mucho más a Shakespeare, pero es como con Dante, que empiezo a poquitos y luego lo dejo hasta que me vuelvo a acordar. Por buscarme excusas, le voy a echar la culpa a mi problemática capacidad espacial, que me hace más cuesta arriba leer teatro (con Dante lo que creo que me pasa es que lo comparo con Homero, que no debería).

Bien, en el tan mentado Curso de Verano (ejem: este día 11 empieza la matrícula) va a hablar Armando Pego sobre Shakespeare como dramaturgo-filósofo. Por dónde va a ir es algo que podéis intuir en este texto introductorio, que tan próximo está de ese artículo de Lockerd que enlazaba hace unos días: no usar a Shakespeare para testar teorías, sino leerlo a él. O en sus palabras: «William Shakespeare filósofo. No Shakespeare mediado por teóricos culturales, sino un solo Shakespeare, cuya naturaleza dramática es radicalmente filosófica». A ver cómo torea ese toro, va a ser un placer verlo.

Otro de los ponentes del Curso, Enrique García-Maíquez, podría haber hablado de Shakespeare, pero yo le pedí que se centrara en la poesía española contemporánea, que conoce tan bien. Pero ahora que está publicando varias cosas* sobre él, me da un poco de pena no haberles hecho hablar a los dos de ello. Bueno, hay una mesa redonda en la que podrán centrarse en él, si quieren: va a ser fascinante.

Y si estáis como yo, queriendo de verdad (volver) a leer a Shakespeare tenéis estos consejos excelentes de Enrique sobre cómo empezar a leerlo.


--------------
*Pero difíciles de leer en línea:
-sobre Mercuccio en Romeo y Julieta en Misión - solo en papel por ahora.
-sobre Macbeth en traducción de Luis Alberto de Cuenca - se necesita suscripción.
Siempre podéis repasar las entradas monográficas en su blog)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada