jueves, 9 de abril de 2015

Faraone sobre catálogos

El profesor Faraone es uno de los grandes de los estudios griegos [me refiero a los griegos antiguos, claro; los actuales, que se cuezan en su ego herido].
Por ejemplo su grandeza se ve también en un artículo admirable* sobre esas listas de nombres que a tanta gente se le hacen interminables, especialmente el Catálogo de las Naves en el canto II de la Ilíada, pero también mucho Hesíodo.
En vez de acudir a lo típico (su valor histórico o mitográfico o hablar de valores «sensoriales» de la yuxtaposición de nombres o de sus valores «evocadores», se fija en que hay características distintivas, por ejemplo que en los primeros versos se acumulan tres o cuatro nombres por verso (y con variaciones para cuadrar el verso y para hacer variaciones), que luego van disminuyendo, para acabar con uno solo al principio de un verso, seguido de oración de relativo que señala a ese elegido sobre los demás (298-9).
Ve paralelos con la estructura de la priamel (lo llama ‘superlative cap’). Con ese esquema en mente, puede observar ejemplos en que se innova o en que el poeta ha insertado versos por motivos diversos (o quizá por razones de representaciones orales distintas, para públicos concretos).

El primer ejemplo que pone es de Hesíodo, sobre los hijos de Eris (=Discordia):

αὐτὰρ Ἔρις στυγερὴ τέκε μὲν Πόνον ἀλγινόεντα
Λήθην τε Λιμόν τε καὶ Ἄλγεα δακρυόεντα
Ὑσμίνας τε Μάχας τε Φόνους τ’ Ἀνδροκτασίας τε
Νείκεά τε Ψεύδεά τε Λόγους τ’ Ἀμφιλλογίας τε
Δυσνομίην τ’ Ἄτην τε, συνήθεας ἀλλήλῃσιν,
Ὅρκόν θ’, ὃς δὴ πλεῖστον ἐπιχθονίους ἀνθρώπους
πημαίνει, ὅτε κέν τις ἑκὼν ἐπίορκον ὀμόσσῃ
(Th. 226-32).
Y Discordia terrible dio a luz a la Fatiga dolorosa,
a Olvido y a Hambre y a Dolores llenos-de-lágrimas
a Combates y a Batallas y a Muertes y a Asesinatos
a Enfrentamientos y a Mentiras y a Argumentos y a Debates
a Mala-Ley y a Ofuscación, de costumbres similares,
y a Juramento, que especialmente a los hombres sobre el suelo
daña, cuando alguien a sabiendas jura en falso.

O este Catálogo de hijas de Nereo:

Νηρῆος δ’ ἐγένοντο μεγήριτα τέκνα θεάων
πόντῳ ἐν ἀτρυγέτῳ καὶ Δωρίδος ἠυκόμοιο,
κούρης Ὠκεανοῖο τελήεντος ποταμοῖο,
Πρωθώ τ᾽ Εὐκράντη τε Σαώ τ᾽ Ἀμφιτρίτη τε
Εὐδώρη τε Θέτις τε Γαλήνη τε Γλαύκη τε,
Κυμοθόη Σπειώ τε θοὴ Θαλίη τ᾽ ἐρόεσσα
Πασιθέη τ᾽ Ἐρατώ τε καὶ Εὐνίκη ῥοδόπηχυς
καὶ Μελίτη χαρίεσσα καὶ Εὐλιμένη καὶ Ἀγαυὴ
Δωτώ τε Πρωτώ τε Φέρουσά τε Δυναμένη τε
Νησαίη τε καὶ Ἀκταίη καὶ Πρωτομέδεια
Δωρὶς καὶ Πανόπη καὶ εὐειδὴς Γαλάτεια
Ἱπποθόη τ᾽ ἐρόεσσα καὶ Ἱππονόη ῥοδόπηχυς
Κυμοδόκη θ’, ἣ κύματ’ ἐν ἠεροειδέι πόντῳ
πνοιάς τε ζαέων ἀνέμων σὺν Κυματολήγῃ
ῥεῖα πρηΰνει καὶ ἐυσφύρῳ Ἀμφιτρίτῃ
(Th. 240-54).

A continuación viene otro catálogo de Nereidas: explica muy bien a qué se debe eso.

Ejercicio: contar los nombres y ver si disminuye el número. Encontrar ahí a Galatea. Buscar los significados de los nombres y explicar su relación con el mar.

*Ch. A. Faraone, “The Poetics of the Catalogue in the Hesiodic Theogony” TAPA 143.2, 2013, 293-323 [a quien lo quiera, se lo mando].

1 comentario:

  1. Gracias, Ángel, se lo voy a contar a María Ángeles, a ver si así se templa al menos el trauma que tiene con el Catálogo de las Naves.

    ResponderEliminar