domingo, 12 de octubre de 2014

Ilíada 7

7.45-6 Héleno se entera por inspiración de los dioses (por la «voz de los dioses que he oído» 7.53) de que quieren una pelea singular (otra). 7.59 Atenea y Apolo acuerdan que alguien rete a Héctor y, mientras, se posan como (ἐοικότες) buitres – «disfrutando con el espectáculo de los hombres» (7.61).

7.79 Héctor: si pierde, que lleven su cadáver a casa. Este duelo prefigura el último.

7.93 Miedo de todos de pelear contra Héctor. Menelao se ofrece pero todos lo ven inferior (7.105). Néstor cuenta otra batallita: el miedo de todos a Ereutalión y que él sí se atrevió y ganó. Explica que «tendido era inmenso y sobresalía por aquí y por allí» (7.156).
7.160: Nueva lista, de nueve. 7.180: el ejército pide a los dioses que salgan tres (Ayante, Diomedes, Agamenón) de esos nueve (también el otro Ayante, Idomeneo, Meríones, Eurípilo, Toante, Ulises). Menelao es dejado de lado.
7.195 Plegaria en voz baja: para que no la oigan los enemigos.
7.219 Escudo con forma de torre de Ayante.
7.226-43 Dilatado duelo verbal de Ayante (que le ofrece que tire el 1º) y Héctor, que se pica, porque lo percibe como chulería: pero tira él el primero y acierta en el escudo de 8 capas.
La noche interrumpe el combate entre Héctor y Ayante: a Homero no le conviene ahora matar a ninguno de los dos.
7.321 Dilatados filetes de lomo para Ayante.

7.327 Propuesta de Néstor de hacer una ¿empalizada? Primero habla de un túmulo funerario, pero a continuación hay una rapidísima transición donde eso se convierte en una señora fortaleza (con torres 7.338; puertas 7.339 y foso, 7.341). Es  rapidísima también la construcción efectiva (en 7.435-41). Este es uno de los pasajes claves de la teoría neoanalítica (que ahora Kullmann prefiere que se llame «investigación de la historia de los motivos»: motivgeschichtliche Forschung): la propuesta es que sería un motivo originario de un poema sobre la guerra contra Tebas, reutilizado aquí por Homero*.
7. 449 Cólera de Posidón contra el muro.

---
*Sobre la cuestión, hay que ir al libro de José B. Torres Guerra. Recomiendo el artículo de  H. W. Singor y uno de Ruth Scodel, más en la línea de comparación con mitos de destrucción de ciudades de Oriente Próximo. Sobre los problemas que tenían con ello en la antiguedad, está muy bien este artículo de James Porter.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada