sábado, 11 de octubre de 2014

Ilíada 6

Un pequeño intermedio de Ayante en el protagonismo (el término habitual es arístía - ἀριστεία) de Diomedes, vuelve en 6.96.

6.46 Escena de oferta de rescate. Menelao parece que la va a aceptar, pero Agamenón la rechaza a pesar del perjuicio económico: la ira y la venganza por encima de las riquezas ¿cálculo 6.70-71?

6.76 Héleno el adivino. Héctor y Eneas le hacen caso siempre, aunque lo que dice de ofrecer sacrificios a Atenea no tiene ningún resultado.

Un culmen de la obra, el encuentro de Glauco y Diomedes (6-119). Diomedes (6.128) dice, y es una excusa narrativa para que se pongan a hablar, que no se pondría a luchar contra un dios (¡!, que por otro lado es lo que hace en toda su aristía). Ejemplo negativo de Licurgo (6.130). El linaje de las hojas (6.145). Relato incrustado: Belerofontes y sus hazañas (tema Putifar, la Quimera, los sólimos, las amazonas).

6.168 Los ‘luctuosos signos’: sémata lugrá (σήματα λυγρά) la única -y con dudas-  mención de escritura en Homero. [Discusiones teóricas]

6.236 El intercambio desventajoso: la armadura de bronce (=9 bueyes) de Diomedes a cambio de la de oro de Glauco (=100 bueyes). 6.229: Todo en el contexto de una entente: ‘tú tienes otros aqueos que despojar’.

6.290 Vestidos para la diosa (templo cerrado con llave) hechos por mujeres sidonias, que había traído Paris cuando pasaron por allí. 6.292 En cambio en los Cantos Ciprios Paris y Helena no pasaron por allí (cf. Hdt. 2.116: lo ve como prueba de que son de otro autor).

6.358 Helena (se llama a sí misma 'perra') lamenta su «malvado sino de en lo sucesivo / tornarnos en materia de cantos para los hombres futuros»: ἀνθρώποισι … ἀοίδιμοι ἐσσομένοισι).

Encuentro de Héctor y Andrómaca, cumbre de la Ilíada.
6.429-30 Andrómaca recuerda que a toda su familia la mató Aquiles: «Héctor, tú eres para mí mi padre y mi augusta madre, / y también mi hermano, y tú eres mi lozano esposo».
6.444 Héctor le muestra a su mujer su miedo a ser vilipendiado si es cobarde y su esfuerzo por sobreponerse a las dificultades: «He aprendido a ser valiente» (μάθον ἔμμεναι ἐσθλός).
6.448 Profecía: vamos a morir todos (y aquí es verdad): y se imagina a Andrómaca de esclava, con las demás mujeres recordando que era la mujer de Héctor.
6.468 Astianacte se asusta al ver a su padre: momento de intensidad emocional tremenda.
6.480 deseo de Héctor de que Escamandrio/ Astianacte de mayor ‘traiga ensangrentados despojos”. Ya sabemos que no será así.
6.484 Andrómaca entre lágrimas riendo: δακρυόεν γελάσασα. Héctor se compadece de ella 6.485 «la acarició con la mano, la llamó por todos sus nombres» y le habla del destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada