domingo, 21 de abril de 2013

Cielo el viernes

Yo quería conseguir recoger el intenso azul del cielo el viernes. Estoy muy contento porque creo que sí, que algo se ve de cómo era:


8 comentarios:

  1. ¿Conoces el poema "Testamento", de José Cereijo? Lo copio aquí; el primer verso tiene mucho que ver con esta entrada:

    "Este profundo azul del cielo en primavera, / el canto de los pájaros, el rumor de los sueños, / el amor de los libros, siempre correspondido, / el silencio del alba, / el de mi corazón, algunas veces, / las horas que hacen dulce, secreta la memoria: / es todo para ella. // Todo para la muerte, que me ha querido tanto".

    ResponderEliminar
  2. Sí, sí que lo conozco. Me ha hecho mucha ilusión leerlo ahora. Un grandioso poema, aunque, ay, el último verso.

    ResponderEliminar
  3. En fin, supongo que no es creyente. Aunque, por algunas (otras) cosas que le he leído, yo sospecho que es, secretamente (quizá incluso para sí mismo), "esperante". O sea, que no cree que haya nada después de la muerte, pero en el fondo espera, y seguramente desearía, equivocarse. Un poco lo de Bergamín, que aseguraba estar con los comunistas hasta la muerte..., pero ni un paso más allá.

    ResponderEliminar
  4. Qué bárbaro, qué gusto de azul..!

    ResponderEliminar
  5. Yo de lo que estoy contento es de que hayas vuelto.

    ResponderEliminar