domingo, 2 de diciembre de 2012

Ortodoxos griegos suecos

Cerca de donde vivía en aquellos días de agosto en Estocolmo había una iglesia neogótica de ladrillo. Un domingo entré y resultó ser la Iglesia Metropolita de san Jorge, de los ortodoxos griegos, que se la compraron a una variante extraña de alguna iglesia protestante que se extinguió, de puro rara.
Dentro era como cuando estuve en Grecia: un caos de gente más o menos siguiendo al pope, santiguándose compulsivamente y todo entre incienso, niños corriendo e iconos por las paredes.


Luego cogí el Boletín (ΔΕΛΤΙΟΝ) de la Sagrada Metrópolis de Suecia y toda Escandinavia, que estaba en ese griego literario que ha desaparecido ya de la propia Grecia. Es genial cómo ponen los nombres de ciudades en griego: Στοκχόλμη, Γιότεμποργκ, Οὐψάλα, Μάλμε, Ὄσλο.
Y curioso observar las estadísticas del año 2011: 105 bautizos, 10 bodas (mixtas: 7), 25 funerales y 0 en el apartado de 'divorcios' eclesiásticos (ἐκκλησιαστικὰ διαζύγια). En 2002 en cambio hubo 83 bautizos, 6 bodas (de ellas 4 mixtas), 16 funerales y 1 divorcio.
También ponían lo que había apoquinado la gente: por ejemplo Σοφία Jannson (sic), en recuerdo de su hermana siempre recordada (ἀειμνήστου) dio 1000 κορώνας Σουηδίας.

En cambio, la "hoja parroquial" [en PDF] en sentido estricto estaba en griego literario (textos evangélicos) y en griego "popular" en los comentarios: tremenda cuestión la de la diglosia (eso sí que era diglosia, no lo que otros llaman así).

Y qué caos los griegos (yo soy de los de la Antigüedad, los de ahora, más bien lejos mejor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada