sábado, 28 de enero de 2012

Me apropio de una canción

Llevo una semana hipnotizado por Always Bathing in the Evening, de Will Oldham (o 'Bonnie Prince Billy').

La puso Balaverde en su blog y yo la enlacé en mis +1, pero en este caso me sabe a poco, así que dejo aquí enterito Western Music, el EP (publicado, por estas cosas curiosas de la vida, en España: Acuarela, 1997) con esta canción primero y luego otras tres (Western Song For J.LL., Three Photographs y Jump In Jump In, Come In Come In).



Y la letra está a medio camino de Japón y Emily Dickinson (o mejor, de lo que yo me imagino que son la poesía japonesa breve y la Dickinson):

Always bathing in the evening / Siempre bañándose al atardecer
Screaming / Gritando
Jump in / Tirarse al agua
Waving / Saludando
Jump in / Tirarse al agua
Wade in / Zambullirse
Wade in / Zambullirse
Get in / Meterse

Blowing / Resoplando
Jump in / Tirarse al agua
Waiting / Esperando
Jump in / Tirarse al agua
Wade in / Zambullirse
Wade, wade in / Zambullirse, zambullirse
Fouling / Trasteando

Bathing / Bañándose
Swimming / Nadando
Fouling / Trasteando

Singing / Cantando
Drinking / Bebiendo
Clapping / Batiendo palmas
Moving / Moviéndose
Sleeping / Durmiendo
Laying / Tumbados
Jumping / Saltando

En la wikipedia dicen de su voz que es: a fragile sort-of warble frittering around haunted melodies in the American folk or country tradition ('un a modo de frágil gorjeo que vaga por persistentes melodías dentro de la tradición del folk o country americano').

3 comentarios:

  1. Grandísimo, Ángel.
    Ya ves que mi blog está degenerando en una sucesión de poemas malos y moderneces musicales. No obstante, aún tengo aciertos ocasionales como este de Will Oldham, y no me extraña que te mole la canción porque es una maravilla que también yo llevo escuchando una semana sin parar.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias (a los dos) por el descubrimiento. Me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Ya me gustaría a mí escribir un cuarto de poema malo tuyo, Balaverde.
    Y me alegra que te guste, Jesús.

    ResponderEliminar