lunes, 11 de abril de 2011

Lo que uno vio al entrar en el Museo Británico

[de una visita el verano pasado]
Junto a la entrada está la sala de la Ilustración. Es como un paso atrás, una sala 'histórica' para caer en la cuenta de cómo sería en origen este museo y cómo el coleccionismo fue el motor: hay librerías en las paredes con libros comprados en el siglo XVIII y vitrinas con piezas egipcias, griegas, romanas coleccionadas por los primeros dilettanti: el titánico impulso que desde allí en el siglo XVIII hizo la puesta en valor -perdón por el palabro-de lo que entonces egipcios, griegos y romanos despreciaban.

Y en un espacio pequeño previo, unas miniexposiciones de temas disparejos, pero que me interesaron mucho:
-Continuidad y cambio: dinamismo cultural en el mundo es una pequeña exposición de objetos actuales de todo el mundo, para observar cómo reaccionan culturas a las influencias externas. Por ejemplo este pez:

está hecho con envoltorios de caramelo, hace cuatro días, en Asuán, Egipto. También había un totem de finales del siglo XX -vamos, también de hace cuatro días. Una exposición refrescante, para saltarse esos esquemitas estancos de culturas impermeables aprendidas en el colegio.

-Y al lado, hachas de Olduvai. Vaya, qué bien: sólo unas pocas -pero de las más importantes de la prehistoria mundial-, de un millón de años, sólo como aperitivo: la primera vez que veo cosas prehistóricas y no me aburro.

-Y la tercera miniexposición era algunas piezas medievales del museo de York, que me dejaron pasmado: espadas, yelmos, túnicas. Por ejemplo la espada de Gilling:

2 comentarios:

  1. Sí, las exposiciones temporales (y la colección permanente) del British son estupendas, pero me el vestíbulo central de Norman Foster lo ha convertido en un zoco a medio camino entre Heathrow y una hamburguesería. Ha sido un gran error. ¡Da pena pensar que allí estaba la famosa rotonda de la British Library! Afortunadamente, las galerías laterales siguen siendo la maravillosa antigualla de siempre.

    ResponderEliminar
  2. "la primera vez que veo cosas prehistóricas y no me aburro." Gracias por esta sinceridad Ángle, me ayuda a no sentirme tan culpable...

    Mr Quaker, a mí me gusta mucho el vestíbulo de Foster, y me parece un...gran acierto.

    ResponderEliminar