jueves, 27 de enero de 2011

Retrato de Baertjen Martens Doomer

"-Pues sí, si quiere,
si se empeña, posaré
para usted, pero sólo
por una hora, que no tengo
demasiado tiempo, sólo
por una hora!"

                       dijo plegando
los labios hacendosos
por toda la eternidad
esa buena señora Baertjen
Martens Doomer.



El cuadro de Rembrandt, en el Ermitage de san Petersburgo (más datos aquí).

Fina García Marruz, El instante raro (Antología poética), Pre-textos, Valencia, 2010, p. 421 [De Habana al Centro, 1997].

Y hay una reseña de Javier de Navascués sobre el libro.

1 comentario:

  1. Realmente buena, esta Fina. Y no digamos el cuadro.
    Contesté, por cierto, al comentario de Cristina.

    ResponderEliminar