viernes, 21 de enero de 2011

El anglicanismo como sistema

Knox* sobre el anglicanismo como sistema [y por qué es tan difícil dejarlo]:
En un aspecto es cierto que el catolicismo puede enseñarse y el anglicanismo normal no, porque, en general, el anglicanismo no es un sistema religioso ni un cuerpo de verdades, sino un sentimiento, una tradición, cuyas raíces se entrelazan y se asocian a la historia nacional y la vida familiar; no lo aprendes, creces en él. Y si me preguntasen cuál es el mejor medio para perpetuar esta tradición entre chavales de doce a dieciocho años, diría: "Ten una capilla de buenas proporciones arquitectónicas, decorada con decoro; acorta el servicio anglicano de los días de diario; canta muchos himnos, cuidadosamente seleccionados; asocia lo más posible la escuela con la capilla escolar; extiende la idea de que su influencia santifica las amistades escolares y consagra los triunfos de la escuela; que tu predicación sea patriótica -pero no patriotera- sobre el país, la iglesia, la propia escuela. Que la confirmación sea un acto público, no como a escondidas; no ahorres esfuerzos para revestir el acto de la Comunión de un aire de especial solemnidad y santidad". Casi no hace falta decir que eso es exactamente lo que hacen los colegios privados. Y el problema es que no falla; que funciona. De hecho funciona demasiado bien.
It is true that there is a sense in which Catholicism can be taught, and ordinary Anglicanism cannot. For Anglicanism, generally speaking, is not a system of religion nor a body of truth, but a feeling, a tradition, its roots intertwined with associations of national history and family life; you do not learn it, you grow out of it. And if I were asked what was the best way of perpetuating this tradition among boys between the ages of twelve and eighteen, I would say, "Have a chapel of good architectural proportions, decently decorated; shorten the Anglican service for daily use; sing plenty of hymns, carefully selected; associate, as far as possible, the school with the school chapel; encourage the idea that its influence hallows school friendships, consecrates school triumphs; let the preaching be patriotic, but not Jingo, about the country, the Church, the school itself. Let confirmation be public, not a hole-and-corner act; spare no effort to invest the Communion service with an air of special aloofness and sanctity." It need hardly be said that this is exactly what public schools do. And the trouble is that it does not fail; it succeeds. It succeeds only too well.
Es de hace un siglo, pero a mí me parece muy actual (y no sólo para ingleses -BTW).

*Ronald A. Knox, A Spiritual Aeneid, London, [1918] 1958, p. 18.

12 comentarios:

  1. Me ha encantado el texto, pero ¿qué significa "no sólo para ingleses? ¿Y BTW?

    ResponderEliminar
  2. BTW = By the way = por cierto.
    El texto nos lo podemos aplicar todos cuando reducimos le religión a eso, que no es malo en sí pero no es lo central (fíjate que ni hay mención de Dios).

    ResponderEliminar
  3. TITQ= That is the question.

    Kierkegaardiano andas. Esa es la crítica, exactamente, que Kierkegaard le hace a la Iglesia danesa y a su modo de entender y practicar el cristianismo.
    Y no sólo a la iglesia danesa, como muy bien dices.

    ResponderEliminar
  4. bueno, ya. Esta muy bien como clase de marketing, pero lo que yo busco es a Dios, no que mi razonamiento quede encajonado. Eso todo que dice el texto lo aplican las compañías para captar clientes de por vida.

    Sinceramente, el principal problema de la iglesia católica es que no deja de decepcionar. Ireland, for instance.

    ResponderEliminar
  5. "Javi", lee mi comentario anterior y luego lee el texto otra vez (sobre todo el final).

    ResponderEliminar
  6. Lo he entendido, Ángel. El tono de mi comentario puede hacer parecer lo contrario, pero lo comprendí.

    Saludos, siempre me olvido de saludar.

    ResponderEliminar
  7. No, tienes razón. Acabo de releer mi comentario. Lo comprendí después de publicar el comentario, tras leer el que tú me indicas. Ahora lo recuerdo, me confundió la parte final de tu texto.

    ResponderEliminar
  8. El anglicanismo es un sistema ¿y el catolicismo no?

    Creo que sencillamente, tanto en Inglaterra como en Dinamarca, ese cristianismo es el oficial.

    Del mismo modo, el catolicismo es el sistema religioso en España. Como país, no hemos visto otra cosa.

    Durante la guerra civil, hubo un clérigo estadounidense (creo recordar), que se dedicó a predicar en el bando republicano y uno contestó a su propuesta de conversión: «si no creo en la única religión verdadera, ¿por qué voy a creer en la suya?».

    Pensar que esto es distinto en el caso de España, creo que es ignorar la propia realidad.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo: el anglicanismo como sistema puede sostenerse mejor por sí solo, pero eso es un peligro general, claro, que puede afectarle al catolicismo.
    Por suerte, en España cada vez hay menos peligro de eso.

    ResponderEliminar
  10. Mentiría si dijera que he pensado mucho en este asunto pero ¿no es posible que el sistema del anglicanismo sea una fidelísisma versión -inglesa- del sistema del catolicismo? Para vivir a gusto en un sistema -sea católico, anglicano o budista- hay que haber nacido en él. Yo soy católico y el sistema anglicano me resulta mucho más familiar que la profesión de fe anglicana.

    ResponderEliminar
  11. Lo que me llamó la atención del texto es que servía para explicar muy bien cómo se puede ser anglicano en un sistema que lo favorece desde la escuela. Eso también puede pasar en el catolicismo, claro: qué peligro.

    ResponderEliminar
  12. Si quereis saber más sobre el anglicanismo os recomiendo un contacto directo.

    Podéis encontrar la iglesia anglicana más cercana a vosotros en: http://www.anglicanos.org/web_iglesia_anglicana/g_general/g_sit_iglesia_anglicana_espana.html

    Saludos.

    ResponderEliminar