miércoles, 25 de agosto de 2010

Bajar el nivel

Hace años oí hablar del libro 'polémico' de Martin Bernal, Black Athena, pero no hice mucho caso.
Ahora, en Archaeological Fantasies*, leo un trabajo de Mary Lefkowitz**, en el que resume la polémica de entonces:
El tal Bernal defendía que a los egipcios antiguos -y a todos los africanos por extensión- les habían robado la primacía del saber los griegos y acusaba a los estudiosos del mundo clásico de prejuicios 'occidentales'.
Lefkowitz recuerda que esa suerte de tesis tiene antecedentes desde la 'mitología' masónica -que explica su origen en los arquitectos egipcios- hasta incluso un libro de Freud (Moses and Monotheism) y que en realidad el fondo del libro de Bernal es básicamente la problemática racial de USA (y de ahí su éxito).
Como el tal Bernal no tenía ni idea de lenguas ni de historia ni arqueología, devoted much of his energy to encouraging his readers to distrust the work of traditional ancient world scholarship.
Es escalofriante la labor de demolición de la ciencia por parte de tanto pseudo-. Destruyen un esfuerzo de rigor de milenios por sus delirios.

Y hay una reseña interesante aquí
*Subtítulo: How Pseudoarchaeology misrepresents the past and misleads the public
** "Archaeology and the Politics of Origins. The Search for Pyramids in Greece", p. 180-202

2 comentarios:

  1. Muy interesante entrada. El rigor del mundo de los estudios sobre la Antigüedad parece cada vez más fuera de lugar en nuestro entorno. La pseudociencia, pseudoarqueología, y las novelas históricas están en alza.
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hace poco le oí decir a un tipo muy serio que los egipcios habían viajado a la Luna.
    Le pregunté:
    -¿Todos?
    Ni siquiera sonrió.
    Un tipo serio y estudioso, oiga.

    ResponderEliminar