viernes, 2 de abril de 2010

Jesús en el Báltico



Ayer tocó en san Martín Pinario la Helsinki Baroque Orchestra, dirigida y -con él al clave- por Aapo Häkkinen, con el contratenor Teppo Lampela y al violín Minna Kangas y Tuomo Suni y a la viola de gamba Mikko Perkola y Varpu Haaavisto; en el órgano, Anna-Maaria Oramo. [Y pongo sus nombres lleno de admiración y agradecimiento, pero también por lo bien que suenan, con tantas pes, eles, kkas y aaaes].
Me estuve acordando todo el tiempo de los personajes de las maravillosas películas de Aki Kaurismäki: con caras inexpresivas pero llenos de algo muy bueno en su interior, en este caso una música maravillosa de obras de la colección Düben de Uppsala, barroco del Báltico que tocaron maravillosamente.

Y comenzaron por una Salve con el texto dirigido a Jesús: Salve mi Jesu, de Franz Tunder (que en realidad es de un italiano, Rovetta):



Y que podáis oír tocaron también el Laudate Dominum de K. Förster (en parte, en mp3) y Ach Herr, strafe mich nicht -el texto, del salmo 6-, de J. V. Meder (en parte, en mp3). Y tocaron más cosas, de Buxtehude y otros (más datos aquí).
Y era curioso pensar que el texto de la Salve, creado aquí por San Pedro de Mezonzo, reelaborado por un italiano llegó al frío norte y un Jueves Santo lo tocaron con toda la emoción posible para nosotros unos finlandeses en la heladora iglesia de san Martín Pinario: Cristo en el centro.

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias por esta Salve, preciosa. Y por el enlace a la homilía de ayer de B16 y por el párrafo al que remitías el otro día en un comentario en mi blog. Qué de regalos. Abrazo fuerte,
    E.

    ResponderEliminar