miércoles, 23 de marzo de 2022

Ya cambio yo también de ideas políticas: me he hecho postliberal

Me he pasado la vida un poco acomplejado ante los conversos del comunismo: yo siempre fui de derechas, hasta en mi más tierna infancia. Ni de adolescente tuve calenturas progresistas: el único lunar fue una pegatina del Che Guevara que puse en un bote de champú, calculo que con 13, 14 años, y que me afeó mi padre, con razón. Y ahí se acabaron las veleidades izquierdistas. 

Todo lo más, tuve proclividades centristas (del centro de entonces, que ahora sería ultraderecha: me es ajeno, por suerte, el mero plantearme el centro centrado). Tampoco tuve tentaciones democristianas, gracias a Dios. Supongo que lo fundamental para mí en política era partir de la familia, que se respetase el principio de propiedad asociado a ello, que funcionase el principio de subsidiariedad, lo que entonces se conocía como Doctrina Social de la Iglesia.

Sí que me parecía que el liberalismo en lo económico funcionaba. Lo que no sabía era por qué decían en el XIX que "el liberalismo es pecado": suponía que habría algún desajuste que se arreglaba al final de algún modo, en lo práctico. Pero una cosa es que un mercado funcione mejor sin la policía encima y otra poner el yo autónomo en el centro del sistema, hacerlo girar todo en torno a una libertad como independencia de todo, que exige el aborto como sillar y la eutanasia como corolario. 

La etiqueta de conservador tampoco me sirve: los conservadores ya no puedo verlos más que como progresistas lentos, por más que protesten de que no.

Pues bien, ya puedo presumir de cambio de ideas políticas: ahora puedo declarar que me proclamo postliberal (como los de la web que más me interesa ahora). 

Ayer se dio a conocer Compact. A Radical American Journal, revista dirigida por Sohrab Ahmari y Matthew Schmitz, los dos gente que llevo tiempo leyendo con gran admiración y Edwin Aponte, al que no conozco. Dicho sea de paso, me gusta mucho la estética de la revista (a diferencia de todas las webs españolas de no-izquierda, todas sin excepción monstruosamente feas, dicho sea de paso):



Ahí, leyendo el artículo de Ahmari sobre los nuevos halcones en la política exterior, caí en la cuenta de que justo ahora ya puedo reconocer, casi veinte años después, que mi defensa de la Guerra de Irak fue un error. Ya no me queda nada tampoco de lo que tuviera yo de neocon. A mí la Democracia mundial ya no es algo que me tire. Como dice Ahmari:

... by “democracy,” Democracy, Inc. means the liberal imperium, at home and abroad. And “authoritarianism” refers to Trumpism and similar ballot-box movements across the Atlantic channeling popular discontent with the imperium.
--- por "democracia" la Empresa Democracia S. A. entiende el imperio liberal, en casa y fuera. Y "autoritarianismo" se refiere al trumpismo y a otros movimientos apoyados en votos a lo largo del Atlántico, que canalizan el descontento popular con el imperio.
Eso es lo que yo veo también. Yo estoy ahora en la idea de bien común, de familia, de respeto de las comunidades intermedias y de vuelta a los estados reconocidos, sin mundialismos, sin wokismos, en el realismo político, en la sensatez.

Matthew Schmitz hace en ese número un interesantísimo recorrido por cómo la unión antigua de conservadores sociales e intervencionistas en el exterior se ha roto: ahora hay un orden mundial que va en contra de lo que defendían los conservadores sociales. Por ahí me veo, perseguido por un establishment cada vez más opresivo.

20 comentarios:

  1. Contigo en todo, salvo en la etiqueta "postliberal", que no me gusta ni me representa. Tengo la impresión de que el Liberalismo es una utopía tan inalcanzable como el Comunismo, y que los llamados liberales han sido como lobos disfrazados de oveja durante todo el siglo XX, que ahora están mostrando su verdadero ser materialista, inmanentista y, por eso, profundamente anticristiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, "postliberal" vale por el "post", pero tiene dentro "liberal". Quizá haya que tirar con él hasta que salga otro mejor. Tendría que ser algo que recogiera los términos "realista", o "comunitarista" o "antiprogresista" o "contra-todo-lo-peor". O todo junto.
      Se me acaba de ocurrir un nombre: "neoaristotélico", "pensamiento neoaristotélico" estaría muy bien, basándose en él, pero sin tener que asumir todo lo que dijo.

      Eliminar
    2. Ninguna sorpresa para mí; quien dice de sí mismo que "los conservadores ya no puedo verlos más que como progresistas lentos", deja perfectamente clara su postura, a la derecha de la derecha más derecha e identificada, supongo, con Vox. Ningún problema por mi parte, salvo su marcadísima tendencia (la de Vox y la de sus seguidores) no sólo a creerse Únicos Propietarios de la Única Verdad, sino a descalificar, y no raramente en términos perfectamente zafios y groseros, a quienes tengan la osadía de no pensar como ellos.
      Es decir: yo, y quienes pensamos como yo, que somos unos cuantos, aceptamos perfectamente que otros piensen de otra manera, y no los descalificamos por eso. Estaría bien que ellos también correspondieran en eso, pero me temo que es pedir mucho; tal es uno de los fundamentos básicos de la democracia, el respecto del derecho a la disidencia, y ya se ve lo que aquí se dice respecto a "la Empresa Democracia, S. A.". Donde esté un buen Trump...

      Eliminar
    3. Me metes en un saco genérico y luego le pegas palos a esa figura genérica del Intolerante Supremo Posesor de la Verdad Única. La verdad es que me da vergüenza ajena el nivel de tus argumentos.

      Si leyeras el artículo de Ahmari donde aparece la cita que recoges en el segundo párrafo, te darías cuenta de que ahí está hablando de una visión liberal de la Democracia, la de los neocon y sus sucesores, que tienen una muy particular visión de imponer la democracia (y un determinado modo de entender la democracia) a todos, quieran o no. A mí no me metas en eso.

      De todos modos, lo que me pregunto es: ¿por qué me lees si soy de verdad el monstruo que pintas con tus parodias?

      Eliminar
    4. Yo no creo que sea usted ningún monstruo. Pero sí es significativa para mí la pregunta de ¿por qué me lees? Pues porque, si alguien es inteligente y tiene cosas que decir, me gusta escucharlas, incluso aunque sus ideas políticas sean del todo opuestas a las mías. Es más, no "me da vergüenza" el que alguien las profese: pienso que las diferencias políticas no son sino reflejo de las diferencias reales de opinión que existen en la sociedad.
      En cambio (y es sólo un ejemplo), el diputado de Vox Alberto Asarta (firmante por cierto de un manifiesto de exaltación de Franco, el "principal artífice", según ellos, de la historia de España), lo es también de un tuit, 4 diciembre 2021, que dice literalmente esto: "Izquierda, comunistas, indepes, amigos de los terroristas…, todos contra VOX. Saben que cuando los españoles nos den su confianza, que será más pronto que tarde, comenzarán a desfilar por los juzgados… Ese es el miedo que tienen".
      Véase que él, no yo, descalifica a LA TOTALIDAD DE LA IZQUIERDA como "amigos de los terroristas", y la amenaza (a toda ella) con "hacerlos desfilar por los juzgados", con lo que se entiende que la condición de "izquierda" es, de por sí, un delito.
      A esa intolerancia, nada "genérica", me refiero. Y, repito, es sólo un ejemplo; podría poner muchos más.

      Eliminar
    5. La verdad, me pillan muy lejos ese tipo de discusiones: por eso preguntaba por qué entrabas a leer esto mío. Yo lo que digan unos y otros en ese terreno de "tú más" no lo sigo, por suerte. Lo del de Vox son amenazas de ir a los juzgados: si simplemente es eso, que perciba algo como delito, pues que vaya y lo denuncie en los tribunales, en vez de decirlo. Si dice primero "izquierda", pues mal hecho, porque lo que da impresión es de que se refiere sobre todo a esos otros más en concreto, por los que, "va de soi", no tengo ninguna simpatía (comunistas, indepes, los de Herri Batasuna).

      Eliminar
  2. Todo lo que diga el señor Ahmari me interesa. Lo he seguido aquí y allá. Es de los míos. Así que aguzo el oído. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, que no había visto tu comentario. Ahmari es muy interesante.

      Eliminar
  3. Jaja, sí, porque nos iban a llamar "neoesclavistas", entre otras cosas.

    ResponderEliminar
  4. D. Ángel: A mi me está pareciendo muy bien casi todo lo que leo de Pat Deneen, que va bastante en la línea de lo que dice usted. Ahora bien, la realidad que ven los estadounidenses es diferente de la nuestra, yo siempre pensé que de vivir allí (lo hice dos años) sería mucho más "de izquierda", ya que allí no hay sanidad pública, la universidad cuesta una barbaridad, etc.

    Jose: Dice usted "yo, y quienes pensamos como yo, que somos unos cuantos, aceptamos perfectamente que otros piensen de otra manera, y no los descalificamos por eso".
    Le felicito, porque forma usted parte de una minoría tan pequeña que casi parece que no existe, o al menos no se les oye, ya que la inmensísima mayoría de los que no simpatizan con ese partido al que usted se ha referido suelen insultarles, caracterizarles como trogloditas, ultraderecha, fascistas, etc.
    El otro día leí un artículo de Monedero en el que, dirigiéndose a periodistas como Jabois se preguntaba por qué les insultaban (a los simpatizantes de UP y similares); tenía su gracia porque en ese mismo artículo se refería a los simpatizatas de ese partido que mencionaba usted como canallas.
    Creo que atribuir a un partido determinado la descalificación de los demás es ignorar la realidad: todos los partidos descalifican a los otros, porque cada uno aspira no sólo a vencer al adversario, sino a competir por los votos que podrían ser para el partido más cercano. PP y PSOE se llevan descalificando toda la vida, y Cs y UP irrumpen acusando a los anteriores de todo lo malo. A VOX le dicen de extrema derecha, exactamente lo mismo que antes -los mismos. le decían al PP. El PP insulta a los que hasta ayer estaban en sus filas; obviamente el verdadero motivo es que se han ido.
    No sé si clasificar al otro, ponerle etiquetas, es lo más útil en un debate. Me parece más interesante saber qué piensa sobre aspectos concretos, y creo que D. Ángel menciona unos cuantos: familia, propiedad, economía, mercado, etc. Y, claro, ahí nos podemos llevar sorpresas, porque a alguien que defienda la familia formada por un hombre y una mujer que desean tener hijos hoy ya se le llama fascista, aunque sea partidario de un estado del bienestar en lo económico similar al que hoy tenemos en España, mucho más hacia la socialdemocracia de lo que hay en EEUU, incluso cuando han mandado, o mandan, los demócratas. O se olvida que al defender que no haya diferencias entre territorios se defiende la verdadera igualdad entre los españoles.
    Respecto a sus últimas palabras, cualquier partido, pero sobre todo los que están más a la izquierda, hace críticas a la democracia "realmente existente", y destacar su carácter de "Democracia S.A."; es decir, la fuerza que tienen las grandes empresas, en modelar la realidad, es algo que con frecuencia he oído a la izquierda.
    Dicho todo lo anterior, entiendo que hay gente a la que le gustaría que todo siguiese "como siempre": un PP seguidista, que acaba aceptando todas las propuestas del PSOE, sólo que con un poco de retraso, y al que cada vez que se acercan elecciones se le acusa de extrema derecha. Entiendo que esa gente tenga un gran disgusto porque cada vez son más quienes se atreven a cuestionar la realidad política, social, cultural, desde posturas lejanas a la izquierda, o al menos (el rojipardismo existe) a la izquierda "reglada" y bendecida por el IBEX, o a la izquierda a la que se compra con chalets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene usted mi contestación en una nota en que acabo de contestar a Ángel; espero que la publique. En ella recordaba, a título de ejemplo, que un diputado de Vox amenazó textualmente con "hacer desfilar por los juzgados", entre otros, a "la izquierda", entera y sin matices. No conozco, y le agradecería que me lo muestre si usted sí lo conoce, un ejemplo semejante de descalificación -y amenaza, de paso- a "la derecha" por parte de algún representante político.

      Eliminar
    2. Bueno, la "amenaza" es de emprender acciones judiciales contra ellos, no es una amenaza de usar ningún tipo de violencia, como la que la izquierda ha disculpado tantas veces, tildándola de jarabe democrático, cuando es contra sus adversarios.
      Es que hay mucha corrupción, así que denunciarla puede ser buena idea. La sorpresa es que esa corrupción ahora resulta que ya no está sólo donde se nos decía. ¿Le parece peligroso o de algún modo reprobable ese deseo de denunciar la corrupción o cualquier ilegalidad?
      Volviendo a lo de amenaza, amenaza de llevarles a los juzgados las ha habido a montones contra, por ejemplo, el PP, y muchas, como sabemos, se han materializado, algo de lo que usted y yo estamos muy contentos. Pues que haya para todos.

      Pide usted ejemplos:
      Gaspar Llamazares: VOX es el Ku Klux Klan español y son neonazis.
      Adriana Lastra: VOX es un partido fascista
      Irene Montero: Los diputados de VOX defienden la España de "mi marido me pega lo normal"
      José Bono: "Me da miedo el tono matón e incluso fascista de Vox".
      Podría seguir todo el día, de hecho para que se acepte a cualquier opinador en cualquier programa hay que expresar una opinión similar. Comprenda que a los que son insultados así un día y otro también no les haga gracia.

      Eliminar
    3. No se trata de hacer gracia o dejar de hacerla; se trata de calificar de DELITO, sin más, a la totalidad de la izquierda (repito: ¿dónde ha visto usted que un representante político haga eso mismo con la totalidad de la derecha, en bloque y sin matices, y sólo por serlo?). Y que lo de llevar a alguien a "los juzgados" no sea una amenaza, me temo que es meramente un sofisma por su parte. Le copio algunos titulares de Prensa de los últimos meses:
      "El PP amenaza con llevar a los tribunales a El Mundo" (20-2-22), "Moncloa amenaza con llevar a los tribunales a Castilla y León" (15-2-22), "Madrid amenaza con llevar a los tribunales el decreto de evaluación educativa" (22-11-21)...
      De lo de la exaltación de Franco como "el principal artífice" de la historia de España ya ni hablamos, para qué.

      Eliminar
    4. Mire, Jose, el general Franco gobernó desde el fin de la guerra, en el 39, hasta que murió de viejo en el 75. Es un hecho. Y durante ese tiempo sus enemigos no pudieron hacer nada para evitarlo. Recibió las visitas de De Gaulle, Adenauer, Eisenhower, Nixon y Gerald Ford, que recuerde, de modo que, contra elrelato que se intenta imponer, no sólo ganó la guerra, sino, en buena parte, la paz, como en vida dijo de él más de un adulador, que no había pocos precisamente. Durante ese tiempo pasaron muchas cosas, el mundo cambió, y podemos considerarlo como una buena parte del s. XX. Puesto que Franco gobernó de un modo tiránico, lo que sucedió en España en ese periodo se puede atribuir en buena parte a su voluntad y, por tanto, decir que fue un importante artífice de la historia de España en el s. XX es una descripción de los hechos. Del mismo modo podemos decir que Mao fue un importante artífice de la historia de China, o que Pujol lo fue de la de Cataluña, y eso no implica que se deba considerar que enaltecemos a esos mandatarios.
      Sobre la sobreexcitación de la vida política, quien empezó a dividir a los españoles porque descubrió que sólo así iba a ganar las elecciones fue el señor Rodríguez, quien dijo de sí mismo que era "un rojo", no cabe mayor gueracivilismo.
      Respecto a llevar a los tribunales, si a lo que se refería used con amenaza es a algo como "Moncloa amenaza con llevar a los tribunales a Castilla y León", entonces le doy la razón, pues creo que lo que los de VOX decían implicaba una amenaza similar; no le veo yo el problema, si todos los partidos lo hacen, incluso el que está en el gobierno (como usted ha recordado, con tanta razón), al que cabe exigir mayor responsabilidad.
      Saludos cordiales

      Eliminar
    5. Jose,
      Dice usted "se trata de calificar de DELITO, sin más, a la totalidad de la izquierda"
      Dijo Pablo Iglesias "Hay que impedir que estos criminales puedan tener todo el poder en Madrid"
      ¿Me entiende?

      Eliminar
    6. No, no le entiendo. Una cosa es calificar de "criminales" a los representantes de un determinado partido; otra muy distinta, amenazar con "los tribunales" (vale decir, acusarlas de una actividad delictiva) a LA TOTALIDAD de las personas de ideología "de izquierdas", sean o no políticos profesionales, ya que en la nota que reproducía no se hace semejante distinción: se habla de "izquierda", sin más precisiones.
      Respecto a Franco, en el manifiesto al que me refería se pide "respeto" a su figura, que consideran ha sido "vilipendiada hasta extremos inconcebibles". Y no se dice, ni yo decía, que sea "un importante artífice de la historia de España en el siglo XX", sino, repito textualmente, "el principal artífice" de la historia de España, sin más. Si todo eso no es "enaltecer" su figura, o si referirse en esos mismos términos a Mao (o a Hitler) le parece a usted cosa normal y nada criticable, evidentemente no pensamos lo mismo.

      Eliminar
    7. Jose, no creo nadie sea criminal por su ideología, y en cambio creo que el señor Iglesias ha querido decir algo bastante parecido a eso. Dicho eso, hay ideologías a las que, leyes aparte, podemos calificar de criminales, tales como el nazismo o el comunismo (me refiero al comunismo allí donde ha gobernado; mientras no consiguen el poder, los comunistas a menudo parecen excelentes personas).
      Respecto a lo demás, una cosa es que algo sea criticable, todo puede serlo, el respeto es para las personas, a las ideas no hay por qué tenérselo, y otra es que por ley se prohiba; evidentemente, si opinar de determinado modo sobre la historia se regula por ley, eso puede parecerle bien o mal pero lo que no puede decir es que entonces haya libertad.
      Saludos y hasta otra
      D. Ángel, gracias por su paciencia y por su tolerancia.

      Eliminar
    8. Me sumo al agradecimiento a Ángel. Un saludo.

      Eliminar
  5. Todo es globohomo. Este rollo "postliberal" (¡qué grima!, con perdón), también. Hay etiquetas que inciden más en el "globo" y otras, en el "homo" pero son los mismos perros con distintos collares.
    La única respuesta es el exilio interior, el desierto, emanciparse del mundo.

    ResponderEliminar