martes, 7 de marzo de 2017

Viena 63 (El «supuesto» boato imperial)

En una de las infinitas zonas del Palacio Imperial de Viena estaba el Tesoro. De las habitaciones de Sissi pasé y estuvo a punto de hacer lo mismo con esto, pero la entrada era gratis con la tarjeta del KHM y nada mejor que el placer de amortizar hasta el fondo un gasto (34€ la tarjeta anual): nunca nadie le sacó tanto partido como yo).

Descubrí que el boato imperial explotó sobre todo en los últimos estertores del imperio, como una especie de estallido antes de morir. Era impresionante la barahúnda que montaron con telas de terciopelo e hilo de oro. Esto, que era de lo más antiguo, lo hizo el fantasioso Rodolfo II, sin duda un decadente avant la lettre:



Y saltando ya a principios del XIX, aquí tenéis los diseños de trajes imperiales de Philipp von Stubenrauch:


Esto es para un caballero de la Orden de san Esteban, de Hungría:


Y esto es de la Orden austriaca de la Corona de Hierro. Un torero, ni más ni menos:




Esto es para el emperador, de 1830:




Otra señal de alarma fue que Maria Luisa se convirtiese en mujer de Napoleón. Pongo este cuadro porque es un testimonio del gusto de los vieneses por los dorados, que tan cargantes se nos hacen a los hispánicos (creo). La iglesia de Wagner que no me gustó es clara heredera de la tela del vestido:





Lo que era fascinante era la cuna del niño de Napoleón:






Y dejémonos de bobadas, porque esto sí que era imperial con todas las letras, no atrezzo de operetas. Me impresionó un montón. Es de Palermo, de 1133, hecha en el taller real:




Le saqué una foto a esta rosa de oro, que me recordó a un cuento de Clarín. Hecha en Roma en 1818, era un regalo de los papas a personas e instituciones especialmente «distinguidas»:


La corona imperial, originariamente de 960-980. La cruz es de 1020, el arco de 1024-39 (y restaurada a lo bestia, me imagino, porque parecía nuevecita):





Otra cosa muy impresionante, este tapiz con las armas de Carlos V, de Bruselas (1540):








Cadena del Toison de Oro, borgoñona-holandesa (1435-65):


Y por redondear, una capa pluvial de la Orden del Toisón de Oro:












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada