jueves, 21 de enero de 2016

Nom e non (¿No?)

Esta pintada la puse hace tiempo, pero es que entre medias la han corregido. Son los líos que tienen entre lusistas y galeguistas oficialistas. La cosa es que el lema feminista («no es no» - dirigido a los varones, para que se estén quietos, porque ellas «están en control», si usamos el anglicismo) se cruza en esta (re)pijntada de pelea lingüística de sexos.
A mí me hace bastante gracia: me imagino a una lusista que le está diciendo a un normativizado que «no» es «no», pero con una nasal bilabial al final (bien difícil de decir, pero bueno, allá ellas) que luego traduce en «no» terminado en nasal dental, para ver si por fin se entera, el machista de él. Pero es que hasta esos matices llega la finura foneticista del sentimentalismo nacionalista lingüístico:


Y por seguir con ellos, así va quedando este cartel del Bloque (qué habrá sido de aquel partido), mejorado poco a poco por la incuria del tiempo:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...