martes, 19 de enero de 2016

Casi dos días en Lisboa 20 (MNAA y 7) y Final

Es abusivo, se mire por donde se mire, dedicarle veinte entradas de este blog a Lisboa habiendo estado allí un día y medio. Y prácticamente todo ese tiempo metido en edificios.

No, no he conocido Lisboa. Es la tercera vez que estoy en Portugal y sigo sin conocerlo, de tan breves que han sido las visitas. Si digo que le tengo cariño al país, como a unos primos a los que veo menos de lo que quisiera, espero no sonar falso.

Del Museo Nacional de Arte Antiguo tendría que contar sobre la parte dedicada a los descubrimientos, verdaderamente espectacular, pero me conformo con poner fotos de los asombrsoso biombos Namban, donde está representada la llegada de los portugueses a Japón:













Los portugueses están representados así:



Había otros objetos con el mismo estilo:




Aquí, los jesuitas (san Francisco Javier llegó con los portugueses, si mal no recuerdo):






Y estos otros:








Ya había visto uno en el Museo Británico. Olifantes de marfil:


Y una silla de brazos de Mombasa que supongo que es el origen de las sillas de enea (en la versión pobre, claro; esta es de ébano, hueso y cuerdas):


1 comentario:

  1. Me han impresionado los biombos, Ángel. No los imaginaba siquiera. La próxima vez que vaya a Lisboa, es decir la segunda vez que vaya, no me los perderé. Gracias por la serie. Yo también disfruté como un enano en el Gulbenkian.

    ResponderEliminar