viernes, 18 de septiembre de 2015

Volver al Páramo

Gracias a estas fotos, de un día que fui por los Torozos y el páramo, he disfrutado recordando esos cielos tan enormes y tan semicirculares, por decir una tontería, pero es que aquí hemos tenido estos días unos spoilers del invierno que no han dejado nada a la imaginación. Ni me molestaban los enormes molinos eólicos: más bien me gustaban:



Rodeé Peñaflor de Hornija, de caballeresco nombre y con pinta de pueblo digno de verse por dentro:



Y esto es un palomar roto:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada