miércoles, 1 de julio de 2015

La Ulixea

Me llegó el otro día noticia de una edición* de la primera traducción de la Odisea en castellano, la que hizo Gonzálo Pérez, secretario de Felipe II (y padre de Antonio Pérez) en endecasílabos sin rima.

Ayer estaba acabando Helenistas españoles del siglo XVI, de José López Rueda (Madrid, 1973) un trabajo de referencia sobre la cuestión (y sus notas de humor aquí y allí, por lo menos leyendo el libro a estas alturas: críticas veladas, pataditas y comparaciones con retranca al agonizante régimen franquista). Pues ahí me encontré algunos detalles de esa traducción, con análisis muy finos.

Por ejemplo, así traduce un pasaje (Od. 9.177-80):
ὣς εἰπὼν ἀνὰ νηὸς ἔβην, ἐκέλευσα δ' ἑταίρους
αὐτούς τ' ἀμβαίνειν ἀνά τε πρυμνήσια λῦσαι.
οἱ δ' αἶψ' εἴσβαινον καὶ ἐπὶ κληῖσι καθῖζον,
ἑξῆς δ' ἑζόμενοι πολιὴν ἅλα τύπτον ἐρετμοῖς.

Diciéndoles aquesto, fui a la nave:
mandé a mis compañeros que siguiesen
y se embarcasen luego, y que soltasen
la nao de las amarras en que estaba.
Hiciéronlo así todos y embarcados
sentáronse por orden en sus bancos
y herían con sus remos el mar cano.
Me gusta mucho ese último verso. Una traducción literal sería: «el canoso mar golpeaban con los remos».


---
*La Ulixea de Homero, traducida de griego en lengua castellana por el secretario Gonzalo Pérez, ed., intr. y notas de Juan Ramón Muñoz Sánchez, Málaga, 2015 (Analecta Malacitana, Anejo 99), 939 págs. (2 vols.), 40 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...