jueves, 26 de marzo de 2015

san Juan de Ávila sobre Jesús, varón de dolores

Parece que se hubo Dios aquí con el hombre como la buena madre con la mala hija que se le comienza a hacer liviana. Porque, cuando no le valen ya ni palabras ni castigos, vuelve las iras contra sí misma, y dase de bofetadas y despedázase la cara, y pónese así desfigurada delante de la hija, por que por esta vía conozca ella la grandeza de su yerro y siquiera por lástima de la madre se aparte de él.


El tríptico de Miraflores. La exposición de van der Weyden en El Prado, esa sí que me gustaría visitarla.

2 comentarios:

  1. Esta misma mañana visité la exposición. El Calvario de Van der Weyden me ha conmovido como pocas cosas en mucho tiempo: el tamaño es colosal y sus colores blanco-sangre fascinantes. Si pasa por Madrid, no deje de verla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué envidia me da. A ver si cuadra y puedo visitar la exposición en Madrid.

      Eliminar