miércoles, 11 de marzo de 2015

Los que guarrean con poesía

Ahora les ha dado por manchar las paredes de la Facultad con poesía, de una profesora muy popular de la Facultad, que, siendo joven, ya lleva tiempo en el canon. Luego lo firman con un anagrama: Poet-iza/Gal-iza (son como niños):



Yo -será porque me ha succionado el seso Platón, cuando le da un zasca vía Sócrates al pobre Agatón- a la poesía le pido primero rigor (hasta la propia autora no está segura de si está de acuerdo con esos versos).

Venga, solo apuntaré una cosa: la inocencia no es lo contrario del poder (no es bueno hacer que todo gire en torno a la sagrada palabra: «poder»): es no hacer mal. No poder hacer el mal no es impotencia, es otra cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada