lunes, 19 de mayo de 2014

Karmelo C. Iribarren

Mucha simpatía por el personaje que aparece retratado en Diario de K (Renacimiento, Sevilla, 2014, con prólogo de E. G.-M.), un libro que es eso -diario- y también colección de aforismos y todo a la vez.



Un pero: me carga un poco ese repetido presumir de don Juan (si es por la foto de portada, es además inverosímil). Por otro lado, nunca he entendido ese mito, o mejor la fama de ese mito (no, no me hagáis un psicoanálisis de esto; y le tengo algo de manía porque los de teoría de la literatura lo usan mucho, me parece que para no tener que recurrir a los mitos clásicos): .
Y luego, por cerrar el apartado de peros antes de empezar a exultar sin trabas, a veces le veo tirarse al lado Borges (grave error desde mi punto de vista -aunque bien poco comprendido hasta por mis amigos- con consecuencia necesaria de deslizarse por una pendiente de barroquismos y agudezas) y otras por el lado Bukowski (o lo que me imagino yo que es Bukowski, que ni curiosidad he tenido de leerlo) o del malditismo en general (que tampoco he leído nada de eso, gracias a Dios).

Yo donde le veo grandioso es en su tono carveriano, (john)fordiano, chejoviano, iribarriano.

Pondría muchos de sus textos* aquí, para que me hicieran compañía. Podría hacer un collage con ellos y saldría un retrato mío. Solo pongo los mínimos:
Transparencia sin perder hondura: sabiduría (34.7).

Autorretrato invernal: un tipo solitario, con mala leche y paraguas (49.1).

Sobre la naturaleza: como mucho el jardín -ese bosque doméstico, a escala humana-, con hamaca y libro (51.2).

Qué pocas cosas me decepcionan ya (64.8).

Disfruto viendo pasar gente a cierta distancia (65.1)

Con gente como yo nunca se hubiese descubierto América (90.6).

Si estás solo y eres feliz no lo estás (144.4).
---
*19.2, 4, 5 / 25.5 / 28.4, 5 / 33.6 / 34.7 / 38.2 / 40.7 / 43.7 / 47.2 / 49.1 / 51.2 / 57.3 / 60.5 / 64. 8 / 65.1 / 76.1 / 83.7 / 85.8 / 88.3 / 90.6 / 92.4 / 93.1 / 101.9 / 115.1 / 118.3, 5 / 123.3 / 124.1 / 125.2 / 127.2 / 128.1 / 139.8 / 140.2, 4 / 141.7 / 143.8 / 144.4 / 156.6 / 165.2, 6 / 166.7 / 167.2, 6 / 169.1, 2, 3, 4, 6 / 170.2 / 171.3 / 172.1 / 173.3 / 177.1 / 178.3 / 182.1 / 185.1, 8 / 191.7 / 195.7, 8 / 196.6

6 comentarios:

  1. Conozco su blog, desde hace poco. Tal como lo presentas tú, sumando todo, seguro que vale la pena.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ah, pues yo no. Dime cuál es la dirección, si la tienes por ahí.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que es el mismo:

    http://lottekum.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias. Ahí pone textos como los del libro: una suerte poder seguir leyéndolos ahí.

    ResponderEliminar
  5. Este Karmelo es tremendo. No me había dicho nada, sabiendo lo que me gustan sus cosas. Gracias, José Luis, por descubrirnos el blog.

    ResponderEliminar
  6. Vino a Logroño y estuve en un recital suyo: me encantó... Con algún pero.

    ResponderEliminar