jueves, 13 de marzo de 2014

San Benito y el sol


Tuvimos misa en el centenario de don Álvaro en la iglesia de san Martín Pinario, mi favorita de Santiago con san Francisco (y dejando de lado la Catedral).
Tiene un retablo-iconostasio-baldaquino-lo-que-sea flipante y dos laterales, el de san Benito (con un sol) y el de la Virgen inglesa (con una luna gigante en el medio), los tres de Casas Novoa, el barroco por encima de toda ponderación que a mí me gusta muchísimo, cada vez más.
El de la foto es el del sol, un sol bien grande, casi de cuento para niños, por encima de san Benito (que, no puedo evitarlo, me recuerda a Gandalf: peligros del barroco triunfalista, no es culpa mía), con un texto latino en la cartela que rodea el escudo: Sicut sol refulgens sic iste effulsit in templo Dei («como el sol refulgente así este refulgió en el el templo de Dios»).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada