miércoles, 6 de febrero de 2013

Thorvaldsen, el Prado y la Barrié

La fundación Barrié es la única con dinero para cultura ahora mismo en Galicia.
De una serie de conferencias de especialistas del Museo del PradoMaestros en la sombra, sobre artistas no tan valorados ahora, dos -por suerte- son en Santiago.
El jueves pasado habló muy bien Leticia Azcue sobre Thorvaldsen. No consiguió ganarme del todo para la causa (y mira que cada vez me interesa más el arte neoclásico). Es muy bueno, es excelente, pero es frío. Azcue nos explicó que eso es lo que quería, imitando a los griegos, pero a mí me parece que le falta algo o quizá a mí me falte algo (y aun algos) de sensibilidad. Quizá es que yo sea un irredimible romántico, y bien que me pesa.

Puede que por eso me llamasen más la atención sus bustos de contemporáneos:


Al Prado llegó un Hermes suyo, obra algo malograda por culpa del bloque de mármol de carrara, que descubrieron demasiado tarde que tenía una veta mala en medio y al que no le pudo poner "sombrero con alas" porque se les cayó y se rompió la parte de arriba del bloque:

3 comentarios:

  1. Es muy bueno sí, pero indudablemente le falta "algo" y a los auténticos clásicos no.

    ResponderEliminar
  2. Con dinero para cultura... y para becas postdoctorales :-/

    ResponderEliminar
  3. Es muy bueno, o me lo parece

    ResponderEliminar

Vamos a contar mentiras

Cuando escribí sobre Sólo hechos , el último volumen de los Diarios de Andrés Trapiello, no quise entrar a algo que cuenta de una cena en Va...