lunes, 15 de octubre de 2012

Museo Nacional de Estocolmo 15

La otra exposición que había en la zona de pintura era Luz y oscuridad.
Y no es lo mismo ese título en Valencia que en Estocolmo: allí arriba todo giraba en torno a cómo gestionar la oscuridad (y a atesorar esa luz tan especial de cuando hay luz).
Se centraban en el periodo a caballo entre el siglo XIX y el XX, en cómo los medios humanos fueron haciendo posible una victoria progresiva (no definitiva, claro) sobre la noche.

Había un cuadro lleno de luz de Carl Larsson:

[bien grande aquí]

Y una maravillosa acuarela suya de la luz rodeada de oscuridad:

[mirad, mirad los detalles aquí]

Y un retrato de una pintora (Jeanna Bauck) hecho por otra (Bertha Wegmann):

[todavía más grande aquí]

Y la luz de un día de sol con nieve, o la lámpara que junta al grupo de amigos literatos, o la luz clara de una mañana entre ruinas o la casi total oscuridad con luces.

Pero mejor que divagar, podéis ver el catálogo en pdf en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario