viernes, 18 de febrero de 2011

De viaje a York

De mis notas de Inglaterra del año pasado -nostalgias británicas, en eso estamos metidos ahora:

Autopista maleja y a rebosar entre Manchester y York: le da mil vueltas la autovia de Ribeira [aquí somos como los portugueses de los setenta: pobres, pero con Mercedes].

Moorland: las laderas de brezos en Yorkshire - ah, las Brontës.


La Catedral de York: el resultado final de las construcciones romanas, de la fase 'normanda' (=románica), de la gótica y luego de todos los neos posibles -y de varios incendios.
Es una catedral anglicana con capilla con la "comunión": no hay nadie (ni pinta de que vaya a aparecer nadie).
Y en otro sitio, paneles con fotos de la multitud que acudió allí a venerar los restos de Santa Teresa del niño Jesús.
En la cripta, entre lo que muestran, emoción de ver cálices de los recusantes (pinta de que fueron hechos en España -que era el archienemigo, por eso entre otras cosas).

Y descubrir la capilla de St. Margaret Clitherow: madre y mártir recusante, muerta por el método del aplastamiento.

2 comentarios:

  1. Ah, las Brontës...

    Una fotografía cojonuda, con perdón.

    ResponderEliminar
  2. La foto es de G.-Man, que la puso en Wikimedia.
    Ahí la puedes ver a tamaño completo (merece la pena).
    Aparece en el artículo sobre los páramos de la wikipedia

    ResponderEliminar