jueves, 9 de septiembre de 2010

El partido conservador en oración

En Historias de Londres (un libro de Enric González muy agradable de leer), encuentro esta explicación que le hace un periodista sobre el anglicanismo:
La Iglesia Anglicana es una institución pensada para gentes con temperamento religioso, pero sin fe. Puro sentido común. Ideal para Inglaterra. Excelente institución.

En Inglaterra leí un libro de Penelope Fitzgerald sobre los hermanos Knox: su padre, editor del Punch, y sus tíos, uno clasicista reconvertido en descifrador de códigos desde la Primera Guerra Mundial y ateo y los otros dos pastores anglicanos: Ronald se convirtió y pasó a ser sacerdote católico (y es famoso por sus libros y por su traducción de la Biblia) y Wilfred fue siempre pastor anglicano.
Este Wilfred parece que era poco práctico y más bien misántropo. Por eso en el libro cuentan que su salvación la encontró en el Oratory of the Good Sheperd (no una comunidad en absoluto, ni grupo, ni gremio, ni orden ni pude ser en origen otra cosa que inglesa - not a community at all, nor is it a guild, nor an order, nor could it have been in origin anything but English):
Es una hermandad religiosa de sacerdotes no casados y laicos, que da a sus mienmbros la ayuda (no la obligación) de una amistad profunda y una regla común. Esa ayuda se extiende tanto al trabajo diario y a lo espiritual, o, quizá los hace la misma cosa. Hay un Superior y un Capítulo General que se reúne cada año, pero algunos miembros viven en comunidades, otros están dispersos de extremo a extremo del mundo. Para esos, las reuniones son escasas: las cartas deben mantenerles en contacto. A horas fijadas de oración, estén donde estén, se saben y se sienten unidos. It is a religious brotherhood of unmarried priests and laymen which gives its members the help (not the compulsion) of a close fellowship and a common rule. This help extends to both daily work and the spiritual, or, perhaps, make them the same thing. There is a Superior and a Chapter General which meets every year, but some members live in communities, some are scattered from end to end of the world. For these, meetings are rare, and letters must keep them in touch. At the fixed hours of prayer, wherever they may be, they know and feel themselves together  (p. 150-151).

Ese grupo surgió en Cambridge después de la 1ª Guerra Mundial. Y su fin era:
El sacrificio en el nombre de Cristo ha quedado como la señal distintiva del Oratorio, cuyo deber es la acción generosa, la lealtad y el amor. Sacrifice, in the name of Christ, has remained the keynote of the Oratory, whose duty is unselfish action, loyalty and love.
Es interesante que tuvieran la prohibición expresa de hablar mal de otras confesiones cristianas.
Los que vivían en grupo compartían sus ingresos. A fin de mes hacían una revisión para ver que cada uno había gastado lo mínimo posible - y especialmente, que no estuviera contento consigo mismo por haber actuado así (and furthermore, that he is not pleased with himself for having done so).
Antes de cada decisión, desde aceptar un nuevo cargo a comprar una máquina de escribir, una puede (pero no tiene por qué) consultar a los otros miembros sobre cómo actuar. Uno puede (pero no tiene por qué) aceptar sus consejos - from accepting a new appointment to buying a new typewriter, one should (but does not have to) consult the other members as to the right course to take. One should (but does not have to) accept their advice.
Además, cada uno es responsable de su autodisciplina. Es distintivo del OGS  el trabajo del intelecto ("labour of the mind"), un deber especial de pensamiento y estudio para responder a las cuestiones del siglo XX. Cada miembro debe tener la seguridad de que ninguna pregunta de un no creyente es demasiado difícil de contestar. Y eso lo debe hacer sin "embarrassing holiness". Y
In scholarship, the Oratory is to avoid jealousy of those who are quicker, impatience with those who are slower; in doctrine, to remember that intolerance usually turns out to be the worship of ourselves; in worship to avoid above all things "the impression of the Conservative Party at prayer". The recognizable note of the Oratory is joy, not to be confused with heartiness.

Yo les pregunté a católicos ingleses y me dijeron que los anglicanos no saben muy bien qué creen y que lo mejor que tienen es que tienen a los que luego se convierten a Roma.

Y me acordaba de Retorno a Brideshead, que también se puede leer -creo- como una historia de Inglaterra: cómo se asombra Ryder (que no es nada, pero de ser algo, sería anglicano) de la católica familia de Brideshead.

4 comentarios:

  1. Si te interesa el anglicanismo, hay una novela de Anthony Trollope (The Warden, traducida como El custodio) que lo retrata admirablemente. No soy especialista, claro, pero una temporada leí mucha novela victoriana y en ésta fue donde vi mejor el fondo del asunto (o la falta de fondo,según se mire).

    ResponderEliminar
  2. 1. No sé ahora pero antes, en el siglo XIX y en buena parte del XX, los católicos eran considerados como gente especial, nada corriente, por los anglicanos.

    2. Quizás pasó de considerarse una especie de traición, desde el punto de vista anglicano, la conversión al Papismo para verse como una cierta extravagancia.

    3. Esto da mucho más mérito a la decisión de Newman. Salir de la elite de Oxford para iniciar un camino tan incierto.

    4. Y también explica los rasgos peculiares, un tanto excéntricos, de la familia de Sebastian Fly.

    (Por cierto, en agosto estuve en misa en el Brompton Oratory en Londres y me impresionó consioderablemente).

    Vale.

    ResponderEliminar