martes, 7 de octubre de 2008

Emil Belluš

Todavía me queda alguna cosa que contar del agosto en Bratislava, de arquitectura contemporánea, por ejemplo (y con humildad, que no tengo ni idea).
Me llamó la atención el edificio que tuve enfrente de mi ventana esas tres semanas, la Facultad de Arquitectura de Emil Belluš. En principio parecía un monstruo anodino, pero tenía algo; me gustaban mucho las letras de la puerta, hechas con los mismos ladrillos del edificio, amarillos, feos pero duraderos, y más me gustó el vestíbulo un día que entré. El último día, cuando me fui con Ángel a tomar una cerveza justo detrás en la plaza monumental sovietizante (Namestie slobody), también me llamó la atención por ese lado.
Pero no encuentro fotos en internet, o son muy malas. De aquí saco más o menos una vista de lo que yo veía habitualmente (es el primer cuerpo, luego sigue la Facultad de Química, también de Belluš):


Como no se ve nada, es como si no hubiera puesto nada. Aquí tenéis la vista desde atrás, estropeada por el monumento sovietizante que le han colocado (y como esos también los tenemos en España, eh):


Otra. Nada, las fotos no le hacen justicia. Si alguien pasa por allí, que me mande una foto bien hecha:

Esta es de la web de la Facultad de Arquitectura, donde dicen que es el mejor arquitecto eslovaco del siglo XX, pero poco más y pocas fotos.

Sobre Emil Belluš, pues, hay que contentarse casi con la entrada de la wikipedia en eslovaco (también te la tienen en checo) y un artículo en inglés en el que menciona su carácter clásico (enlace que me envió Noatodo, gracias). A mí lo que me cautivó sobre todo fueron los dibujos de sus proyectos que estaban en el Museo Nacional Eslovaco.

Así que en realidad esta entrada es un puro fracaso. No puedo decir casi nada de Belluš, salvo que me llamó la atención y poder decir más adelante: yo ya dije que era bueno. Sólo he encontrado dos fotos que merezcan la pena de edificos suyos, los dos en Bratislava, uno en el centro de la ciudad, de antes de la guerra:




No sé, parece un arquitecto de raza, con una sutileza que no veo en la mayoría.

3 comentarios:

  1. Me alegro de que finalmente te animases a colgar esta entrada. Tenías razón; la facultad de arquitectura es un edificio llamativo. A mí también me gusta.

    Ahora ya es algo personal; me pica la curiosidad. En cuanto tenga una biblioteca decente a mano buscaré algo sobre este señor. Prometido queda.

    ResponderEliminar
  2. Me resulta familiar. Como si se diera un aire al edificio de Sindicatos frente al Museo del Prado (hoy Ministerio de Pentotal y Consumo, creo) y a las cosas de Francisco Cabrero Torres-Quevedo.

    ResponderEliminar
  3. Interesante, yo tb prometo buscar.
    La entrada además de buena es honesta.

    ResponderEliminar