lunes, 5 de diciembre de 2022

Un poema de Scott Cairns

Otro poema que tomo del blog de Antología de Poemas, de un poeta que dice unas cosas muy interesantes sobre su vocación poética

Esta es mi traducción:


WORDS FOR A FATHER PALABRAS PARA UN PADRE


And this is the consolation:  Y este es el consuelo:

that the world doesn't end,  que el mundo no acaba,

that the world one day  que el mundo un día

opens up into something better.  se abre y entra en algo mejor.

And that we one day  Y que nosotros un día

open up into something far better.  nos abrimos entrando en algo mucho mejor.

Maybe like this:  Quizá algo así:

one morning you finally wake to a light  una mañana por fin te despiertas a una luz

you recognize as the light you've wanted  que reconoces como la luz que has querido

every morning that has come before.  todas las mañanas que llegaron antes.

And the air has some light thing in it  Y el aire tiene una cosa ligera en él

that you've always hoped the air might have.  que tú siempre esperaste que el aire tuviera.

And One is there to welcome you  Y Uno está allí para recibirte

whose face you've looked for  cuya cara has buscado

during all the best and worst times of your life.  en las mejores y peores épocas de tu vida

He takes you to himself and holds you close  Él te lleva a Sí y te agarra fuerte

until you fully wake. And it seems you've  hasta que del todo despiertas. Y parece que te

only just awakened, but you turn and  acabas de despertar, pero te vuelves y

there we are, the rest of us,  ahí estamos, el resto de nosotros,

arriving just behind you.  llegando justo detrás de ti.

We'll go the rest of the way together.  Haremos el resto del camino juntos.

viernes, 2 de diciembre de 2022

jueves, 1 de diciembre de 2022

Salamanca dorada 5 - El Museo de Salamanca 3 - final

En realidad lo mejor del Museo era la parte más moderna. Tenían depósitos del Museo del Prado, nada excepcional, pero de buena calidad. Me llamó la atención una Inmaculada de Luis Paret, en la que me paré, ahora que está de moda, a ver qué tenía. Los colores eran muy delicados:


De El Prado eran estos dos retratos, el de la izquierda es de José Moreno Carnicero, el de la derecha de Federico de Madrazo, de señoras señoronas:

Esto es un Entierro de Cristo, de Vidal González Arenal esa pintura de historia del XIX, pero la verdad es que hacía vívida la escena:

Os pongo la foto de la wikipedia, que tiene los colores algo distorsionados, pero se ve mejor:


Esta niña, la hija de Inocencio Soriano, era majilla:

Este cuadro, como de Haes, era de Francisco Núñez Losada, un pintor salmantino. Se titula "Sol y bruma (Alpes)

Este hipopótamo, de piedra durisima, era de Mateo Hernández:


Me hizo gracia este cuadro y más cuando vi que era del marido de Rosa Chacel, Timoteo Pérez Rubio:


 Y con esto acabo mi relato de Salamanca.

miércoles, 30 de noviembre de 2022

Salamanca dorada 4 - El Museo de Salamanca 2

De la visita de la semana pasada a Salamanca, tengo cosas que enseñar del Museo de Salamanca todavía, por ejemplo, entrando en el patio, un relieve con san Francisco un poco en plan pantocrator (demasiado, claramente):


Y una portada plateresca muy bonita:



A mí me llamó la atención una imagen de la Virgen, no por el cuadro, sino porque tenía un texto en el que se decía, a la izquierda orabo filium qui pro vobis natus tulit esse meus, rogaré al hijo que por vosotros soportó ser mío, una pequeña variación del Ave maris stella, pero que sigue siendo igual de impresionante.


Luego había unas tablas grandes de Juan de Borgoña que eran resultonas, con detalles buenos, pero como siempre con él, sin llegar a lograr una obra maestra sin pegas:




Tres detalles buenos:


martes, 29 de noviembre de 2022

La hermosura de una granada según fray Luis de Granada

Me impresionó el elogio de la granada que hace fray Luis, con esa descripción detallista: la piel, los cendales (= "telas de seda o lino muy delgadas y transparentes"), la dependencia de cada grano de esos palitos que llama pezoncicos (como el niño dependiendo de la madre por el ombliguillo). Qué bien usa los diminutos como ese, pero también osecicos (=huesecillos). Todo es, dice, para cualquier filósofo que lo mire con atención, una alabanza del Creador:

Pues el artificio de una hermosa granada, ¡cuánto nos declara la hermosura y artificio del Criador! El cual, por ser tan artificioso, no puedo dejar de representar en este lugar. Pues, primeramente,  Él la vistió por defuera con una ropa hecha a su medida, que la cerca toda y la defiende de la destemplanza de los soles y aires, la cual por defuera es algo tiesa y dura, mas por de dentro más blanda porque no exaspere el fruto que en ella se encierra, que es muy tierno; mas dentro della están repartidos y asentados los granos por tal orden que ningún lugar, por pequeño que sea, queda desocupado y vacío; está toda ella repartida en diversos cascos, y entre casco y casco se extiende una tela más delicada que un cendal, la cual los divide entre sí. Porque como estos granos sean tan tiernos, consérvanse mejor divididos con esta tela que si todos estuvieran juntos; Y allende desto, si uno de estos cascos se pudre, esta tela defiende a su vecino para que no le alcance parte de su daño (porque por esta causa el Criador repartió los sesos de nuestra cabeza en dos senos o bolsas, divididos con sus telas, para que el golpe o daño que recibiese la una parte del celebro no llegase a la otra); cada uno destos granos tiene dentro de sí un osecico blanco para que así se sustente mejor lo blando sobre lo duro, y al pie tiene un pezoncico tan delgado como un hilo, por el cual sube la virtud y jugo desde lo bajo de la raíz hasta lo alto del grano, porque por este pezoncico se ceba él y crece y se mantiene, así como el niño en las entrañas de la madre por el ombliguillo. Y todos estos granos están asentados en una cama blanda, hecha de la misma materia de que es lo interior de la bolsa que viste toda la granada; y para que nada faltase a la gracia de esta fruta, remátase toda ella en lo alto con una corona real, de donde parece que los reyes tomaron la forma de la suya; en lo cual parece haber querido el Criador mostrar que era esta reina de las frutas; a lo menos, en el color de sus granos, tan vivo como el de unos corales, y en el sabor y sanidad de esta fruta, ninguna le hace ventaja; porque ella es alegre a la vista, dulce al paladar, sabrosa a los sanos y saludable a los enfermos, y de cualidad que todo el año se puede guardar. Pues, ¿por qué los hombres, que son tan agudos en filosofar en las cosas humanas, no lo serán en filosofar en el artificio desta fruta, y reconocer por él la sabiduría y providencia del que de un poco de humor de la tierra y agua cría una cosa tan provechosa y hermosa? Mejor entendía esto la Esposa en sus Cantares, en los cuales convida al Esposo al zumo de sus granadas, y le pide que se vaya con ella al campo para ver si han florecido las viñas y ellas (112-113).

Esta es la Virgen de la Granada de fra Angelico: 

lunes, 28 de noviembre de 2022

El espíritu de la colmena

Miré a ver si había dicho algo aquí y ya en 2004, al empezar este blog, comparaba a las dos niñas con mis sobrinas; dos años después, me fijaba en la escena de la pregonera con la trompetilla y ponía la película entre mis favoritas españolas.

El sábado volví a ver El espíritu de la colmena y cómo la disfruté otra vez: la estructura de la película de Frankenstein superponiéndose en la historia de la niña que quiere saber; saber si hay espíritus, pero también qué es la muerte y qué es el mal (muy interesante la explicación de las setas). Ella o no tiene miedo o lo vence: pero ahí están los miedos de la infancia, el miedo que le transmite su hermana, el miedo que se palpa en el ambiente de su casa.

Me sigue impresionando mucho el paisaje castellano en la película, los campos. Creo que no hay otra que me lleve más cerca de mi infancia en el pueblo: el color de la tierra, el adobe de las casas, el barro por las calles.

Me impresiona, claro, la escena de las niñas en las vías, pero sobre todo la niña pequeña siempre que mira. Y el color como de miel de la luz en la casa o desde la casa, las ventanas con estructuras en forma de hexágono, las colmenas. Hay un fondo político, pero que queda en su justo punto, sin dominar la historia central, que creo que es la de la niña.

La escena en la escuela es impresionante.  

También la escena de la película, con las miradas de los espectadores, sobre todo de la niña:

viernes, 25 de noviembre de 2022

Repaso del blog en octubre de 2017

En el mes de octubre de 2017 seguí la situación en Cataluña con gran amargura; por eso, el discurso del rey lo recuerdo con gran emoción: quizá el mejor discurso que he oído en mi vida, o el más eficaz, por lo menos. A Felipe VI lo tengo en estimo sobre todo por ese discurso. Luego hice disquisiciones sobre eso del amigo y el enemigo en la política. También lancé propuestas educativas radicales.

A la vez, seguía contando de Tierra Santa, por ejemplo las máscaras terroríficas del Museo de Israel.

Recordaba cosas de arte indio que había visto en Oxford. También de Egipto, con las patas de una gacela. De Evans y el arte minoico. Y cómo serían las figuritas de las Cícladas.