martes, 19 de noviembre de 2019

Por Italia 45 - Florencia 25 - Uffizi 3 - los de Siena

Yo con el arte soy como esos que quieren saber griego pero no acaban de dominar la gramática: creo que ya empiezo a enterarme y va y se me abren cada poco nuevos frentes. Por ejemplo, me aparecen los aoristos radicales atemáticos del arte y me quedo con la boca abierta y me pongo a mirar a ver y son fascinantes, pero tengo que reconfigurar todo mi esquema previo. Pues eso es lo que pasó el día que volví a Uffizi, empezando con el primer renacimiento de Siena.
Yo cuando estuve en Roma «descubrí» que los iconos son la base de toda la pintura de Occidente. En Florencia he visto cómo fueron adquiriendo movimiento y cómo todo cambió. Por ejemplo estos tres de Siena:

Yo no tenía ni idea de quién era Andrea Vanni, por ejemplo, pero esta Madonna dicen que muestra la influencia, por el 1400, de Simone Martini:


Nicola di Bonaccorso. Parece que le influyó la visión del espacio de Ambrogio Lorenzetti, además de Martini. Pues la verdad es que el espacio está muy bien:


Al que sí que conocía era a Simone Martini y a esta Anunciación; y buen rato que me quedé ante ella, aunque nunca solo:






Lo primero que me sorprendió fue ver el relieve de las palabras del ángel. El jarro era precioso:


Siempre me sorprendió el gesto de la Virgen:


Y es muy interesante cómo pinta al arcángel Gabriel:


Y el vuelo de las telas:


Los suelos como si fueran de mármol que parece estuco pintado pero es que están pintados:


Los querubines que se amontonan arriba:


El estrado donde se sienta la Virgen:


Este es san Ansano, patrón de Siena:


La santa del otro lado es santa Margarita:


No hay comentarios:

Publicar un comentario