jueves, 23 de mayo de 2019

Olores de saúco

Yo hasta hace poco ni era capaz de reconocer el saúco, pero me lo dijo mi madre hace un tiempo y ahora cuando florecen -y hay un montón de camino a la Facultad- me acuerdo de ella. La verdad es que huelen muy bien, a fresco: encajan perfectamente con estos días de lluvia suave.
A continuación me suelo acordar de Fuentesaúco, pueblo de Zamora en el que nunca he estado, y también de Cuando Juan y Tula fueron a Chiritinga, un serial fuera de todo control que hicieron en Radio 3 por los años que vivía yo en Ciudad Real (miro en Google y hay una página en la wikipedia: resulta que fue el 2000, cuando yo acababa de llegar a Santiago; de lo que me acuerdo es del programa en que salía el serial, llamado Chichirichachi, grandioso), donde se hablaba de un sitio llamado Saúco gris (así de absurdo era todo).

En la esquina, por ejemplo, hay dos saúcos enormes:







5 comentarios:

  1. Creo que hay un Fuensauco cerca de Matalebreras, entre Zaragoza y Soria. Y un Renieblas. Nombres así no los olvidó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ese arroyo está muy cambiado de como lo recordaba, y parece que a mejor (raro es): olía bastante mal y bajaba lleno de basura, o así lo recuerdo yo de cuando iba a la Escuela de Idiomas, por el sendero de tierra que va por detrás del NH.
    "Por culpa" del enlace a los saúcos pretéritos, llevo más de una hora de tarde desocupada saltando por entradas tuyas de hace diez años, de turismo por la Galicia interior y de cuestiones morales; se nota que de aquellas nadie usaba Twitter en el número y calidad de los comentarios...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la zona está bastante bien.
      Y muy bien visto lo de los comentarios: ahora están paralelamente, en twitter y facebook.

      Eliminar
  3. Hay una tradición popular que dice que hay que pedir permiso al saúco antes de cortar sus ramas. En otros países se estilan las mermeladas y los licores de saúco. He tenido oportunidad de probarlos y son exquisitos.

    ResponderEliminar